Visita México obispo argentino en busca de sacerdotes.

Carlos Villa Roiz

Mons. Hugo N. Barbaro, quien desde hace 9 años es Obispo de San Roque, una diócesis ubicada 1200 kilómetros al norte de Buenos Aires, en Argentina, hizo una visita de cortesía al cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México.

El obispo le platicó que en su diócesis tiene varias carencias: “esta es una de las razones que me trae a México, porque estoy en la búsqueda de sacerdotes que quisieran ir allá para que nos echen una mano y juntos podamos atender al pueblo en mí diócesis. Gracias a Dios, un 90 % de la gente son católicos pero les falta algo de formación y catequesis”, dijo en entrevista con Desde la Fe.

Al pie del Altar de los Reyes en la Catedral Metropolitana de México, el obispo argentino también compartió con el Sr. Cardenal Rivera Carrera su asombro por la fe del pueblo mexicano tras haber visitado la Basílica de Guadalupe, y le informó que también visitará Morelia y San Juan de los Lagos. Donde se reunirá con los señores obispos.

Luego, hizo un breve recorrido por la Catedral Metropolitana mostrando especial interés por la Capilla de San Felipe de Jesús, el primer santo mexicano, y por el Cristo del Veneno que es la imagen más venerada de la Catedral de México, y por supuesto, visitó la sacristía donde quedó admirado por sus magníficas pinturas.

La Diócesis de san Roque tiene características en común con otras diócesis del noreste argentino creadas a fines de la década de 1950 y comienzos de la década de 1960, con las que comparte desafíos en común como la lucha contra la pobreza mediante el desarrollo de una «pastoral de conjunto»

Esta Diócesis fue creada el 12 de agosto de 1963 por el Papa Paulo VI y desde su creación ha tenido cuatro obispos titulares, y en 2104 el Papa Francisco decidió nombrar un obispo auxiliar para colaborar en la misión y actividades pastorales que exige su extenso territorio de 71.383 kilómetros cuadrados.

Ad