VIII Vicaría Episcopal: “Seguimos necesitando mucha ayuda”

  • A través de un comunicado, el obispo  el clero informan que se necesitan materiales para reconstruir las casas, o al menos para hacerse de un techo temporal: láminas, polines, alambre, clavos, lonas, etc.

 

DLF Redacción

La VIII Vicaría de la Arquidiócesis de México, “San Juan Bautista”, que comprende en su totalidad las Delegaciones Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, y una parte de las delegaciones Iztapalapa y Tlalpan ha informado que los pueblos de “San Gregorio Atlapulco” y “Santa Cruz Acalpixtla” sufrieron graves afectaciones, tanto en los bienes de las familias, como en el patrimonio común, por lo que tanto el cardenal Norberto Rivera como el Vicario Episcopal, Mons. Andrés Vargas Peña, han llamado a que se conjunten los esfuerzos de las distintas parroquias para que los apoyos se brinden de manera organizada.

A través de un comunicado emitido por el Obispo Auxiliar y por el clero de la vicaría, explican que con el apoyo de los alumnos del Seminario Conciliar de México y de otros seminarios, así como de los Boy Scout, el Pbro. Jesús Alejandro, Vicario de la Parroquia de san Bernardino de Siena, junto con el diácono Beni Bertrand, está liderando un centro de acopio.

Detalla: “Las parroquias de la VIII Vicaría, así como de otras parroquias de la Arquidiócesis, concentran los víveres en la Parroquia de san Bernardino, luego los jóvenes organizan los paquetes en despensas bien surtidas y van llenando las camionetas o los “bicitaxis” que llevan los víveres.  Un seminarista va a la cabeza de la brigada y lo acompañan un grupo de jóvenes.  Se dirigen a los lugares que los mismos párrocos reportan y avalan que hay necesidad”.

Asegura que la Iglesia está presente hasta el último rincón de las zonas afectadas, allí donde los grandes medios de comunicación no llegan, por lo que se puede saber inmediatamente y en tiempo real, dónde se debe llevar auxilio”.

 

Urge la ayuda

El texto afirma que se sigue (y se seguirá) necesitando mucha ayuda.  “Además de todo lo que ya se conoce, se necesitan materiales para reconstruir las casas, o al menos para hacerse de un techo temporal: láminas, polines, alambre, clavos, lonas, etcétera”.

Cabe recordar que el centro de acopio está abierto desde temprano y hasta la noche.  “Si alguno quiere ayudar de una forma más efectiva, se puede llamar por teléfono al P. Jesús Alejandro, con quien podrán acordar que cosa traer, pues él mismo informará lo que se necesita.  Su número de teléfono celular es 044 (55)1875-2270”

También explica que algunas personas que han querido llevar víveres, al llegar a Xochimilco por la “Glorieta de Vaqueritos” han sido desviados para otro lado.  “Si al venir a dejar la ayuda, alguno encuentra esta dificultad, no duden en llamar al P. Jesús Alejandro, ya que las autoridades de la delegación Xochimilco están colaborando con él para permitir el paso de todos los benefactores hasta la Parroquia de san Bernardino.  ¡Ah! y ojo, el centro de acopio está únicamente dentro del atrio de la Parroquia”.

Finalmente, señala que conforme van pasando los días, disminuye el frenesí y el entusiasmo por ayudar, y esto contrasta con la necesidad que se va haciendo cada vez más grande, por eso, los sacerdotes de la VIII Vicaría, encabezados por el Obispo Auxiliar Andrés Vargas, piden que no dejen de ayudar a las comunidades.

“Acérquense a nuestro centro de acopio en la Parroquia de San Bernardino de Siena, que está en el centro de Xochimilco, pues, además del agradecimiento en nombre de nuestras comunidades y del nuestro, les aseguramos nuestras oraciones.  Dios nunca se deja ganar en generosidad, y Él premiará a todos los que hacen de “Buen Samaritano” ante la actual emergencia”.

 

Ad