SIGNIS México: la educación es la vacuna contra las fake news

Carlos Villa Roiz

“El daño que ocasionan las noticias falsas es múltiple: desprestigia y calumnia a las personas, desorienta y confunde al espectador y, en última instancia, fragmenta y divide a la sociedad”, señaló Ricardo Cruz, Presidente de SIGNIS México, la Asociación Católica Mundial para la Comunicación.

Entrevistado luego de que presidiera en la Universidad Anáhuac la Asamblea Anual 2018 de esta institución, Ricardo Cruz advirtió que las redes sociales se encuentran invadidas de fake news, y que por ello es necesario educarnos para aprender a discernir e investigar cada pieza de información que recibimos, acudiendo siempre a las fuentes originales y confiables de información, antes de asimilarla y retransmitirla. Debemos entender que al difundir información no verificada somos corresponsables de la ‘post verdad’, término acuñado al fenómeno de las noticias falsas”. También dijo que para los cristianos, el mentir atenta contra el quinto Mandamiento de la Ley de Dios, por lo que es una falta grave.

Al hablar de la importancia de utilizar positivamente las redes sociales, Ricardo Cruz dijo que uno de los objetivos de SIGNIS es ayudar a transformar nuestras culturas a la luz del Evangelio, promoviendo la dignidad humana, la justicia, la reconciliación y la cultura de paz.

“Un comunicador católico debe utilizar sus talentos y los medios de comunicación que están a su alcance para evangelizar y transmitir la verdad; informar y orientar con un sentido cristiano”, afirmó.
Luego señaló que hay muchos medios de comunicación que están en manos de católicos, los cuales van desde los esfuerzos que realizan las parroquias, los que manejan las diócesis y arquidiócesis, hasta los proyectos de comunicación que son

impulsados por universidades, grupos religiosos y empresarios católicos y comprometidos con su fe, y que en todo momento estos deben buscar la profesionalización.

Durante la Asamblea de SIGNIS, Ricardo Cruz felicitó a sus miembros y los exhortó a seguir trabajando a la luz de a verdad, que es Cristo.