Se debe implorar la paz de rodillas ante el Santísimo: Dr. Ricardo Castañón

  • El especialista en milagros eucarísticos afirma que los bautizados deben esforzarse por cambiar de actitud, rezar con mayor frecuencia e intensidad, a pesar de que los cambios interiores no sean inmediatos.

 

Carlos Villa Roiz

El Dr. Ricardo Castañón, quien ha cobrado fama internacional luego de haber estudiado de manera científica los casos de unas 15 hostias sangrantes y milagros eucarísticos en varios países, algunos de ellos por encargo de los propios obispos en donde han tenido lugar esos acontecimientos, dio una conferencia en México titulada: “La transformación interior a través de la vivencia humana”, en la que se apoyó, en gran medida, de los textos de san Pablo.
Organizada por el movimiento laical Unión de Voluntades, el Dr. Castañón habló de la importancia de la Eucaristía en la vida cristiana, y señaló que desde el milagro eucarístico de Bolsena, en Italia, en el siglo VIII, y que dio paso a la celebración de la fiesta universal de Corpus Christi, la Iglesia tiene registrados unos cien casos similares en todo el mundo; sin embargo, explicó que existen más casos en donde los obispos han preferido mantenerlos en silencio por distintas razones.
Luego hizo referencia al gran número de bautizados que se declaran como católicos pero no acuden a la Misa dominical, ni tampoco participan de la vida sacramental ni parroquial, ni leen o estudian la Biblia o los documentos básicos de la Iglesia. Muchos católicos, por falta de una preparación adecuada, contradicen en ocasiones el pensamiento y las enseñanzas cristianas, como en el caso del aborto.
Entre las causas que generan esta apatía, el especialista mencionó el apego a las cosas materiales, el desinterés por fortalecer las virtudes, y la falta de compromiso con las propias creencias religiosas, un fenómeno generalizado en todos los países, que se desprende del apego a lo mundano.
El Dr. Castañón afirmó que los bautizados deben esforzarse por cambiar de actitud, rezar con mayor frecuencia e intensidad, a pesar de que los cambios interiores no sean inmediatos.
Frente a la creciente violencia y corrupción que se registra en México, y ante la difícil situación geopolítica que se presenta en varias partes, dijo que se debe implorar de rodillas la paz ante el Santísimo para que transforme la vida interior de las personas, y haya más conversiones en el mundo.
Finalmente, el Dr. Ricardo Castañón mencionó la frase de san Pablo (Rom. 7,19) “porque hago el mal que no quiero y no hago el bien que quiero”, y dijo que el maligno actúa permanentemente, por lo que con la misma prontitud nosotros debemos esforzarnos para transformar nuestra vida interior hacia los caminos del bien.

Ad