Sacerdote que celebró la Misa de exequias: “El caso de Mara indigna y duele a todos”

  • “Seguimos pidiendo por su eterno descanso y para que Dios traiga pronto el consuelo a su familia: P. Rafael González.

 

 

Abimael César Juárez

Este domingo, decenas de familiares y amigos de Mara Fernanda Castilla Miranda, le dieron el último adiós en el Panteón Bosques del Recuerdo, en la ciudad de Xalapa, Veracruz. El cuerpo de Mara fue encontrado si vida el 15 de septiembre en un paraje de la autopista México-Puebla, luego de haber desaparecido una semana antes tras haber abordado un taxi particular del servicio Cabify, cuyo conductor es el presunto asesino.

En entrevista para Desde la fe, el P. Rafael González Hernández, quien celebró la Misa de cuerpo presente en la Parroquia María Madre de Dios, aseguró que durante el acto litúrgico se pidió por el eterno descanso de la joven estudiante de 19 años, y por sus padres y familiares, para que encuentren pronto consuelo y paz ante esta tragedia.

“También elevamos una oración a Dios para que cese la ola de violencia que aqueja a todo el país, pues el estado de Veracruz no ha sido la excepción”, dijo.

Aseguró que segar la vida de una persona siempre será un hecho reprobable, en cualquier caso o situación. “Pero indigna y duele sobremanera el que le hayan quitado de esta forma la vida a esta niña que empezaba a vivir. Por eso le pedimos al Padre de la Misericordia que la reciba, y que nos devuelva la paz que en muy poquito tiempo hemos perdido en nuestra patria”.

El sacerdote afirma que la violencia que se vive en el país es producto de la descomposición y pérdida del tejido social, de la falta de fe y de valores, pero sobre todo, de la desintegración que actualmente viven las familias: “no nos cansamos de innovar cosas que supuestamente favorecerán a la sociedad, pero lo que realmente estamos haciendo es degradarla. Estamos tomando la educación a la ligera; los padres nos le exigen a sus hijos, y ni los maestros a sus alumnos, generando así una cultura superficial de los valores. En esta experiencia de Mara, vemos y vivimos las consecuencias”.

Consideró que hoy más que nunca la gente de fe debe orar y poner lo que está de su parte para comprometerse con responsabilidad: “trabajo, honradez, valores”. Se debe fortalecer la familia y tomar en serio la educación para hacer conciencia de que la sociedad debe cambiar, a fin de hacer que el país transite por caminos de progreso, justicia, paz y respeto.

Aseguró que en pocos años los mexicanos hemos perdido mucho, por lo que el cambio no se logrará en poco tiempo, y “muchos de nosotros quizás no lo alcance a ver”. Por ejemplo –dijo– vemos muchas asociaciones ambientalistas caer en la contradicción de querer salvaguardar al medio ambiente o la vida de los animales, pero no la vida humana”.

Para finalizar, el P. Rafael González refirió que Mons. Hipólito Reyes, Arzobispo de Xalapa, envió en su momento sus condolencias, uniéndose públicamente al dolor de la familia. “En situaciones difíciles preguntamos dónde está Dios, y decimos: ‘si hubieras estado aquí, no habría pasado’. Muy posiblemente esto digan en el caso de Mara, por ello, pido a Dios que todos logremos entender que ella resucitará”.

Señaló que “esta es una oportunidad para pedirle también a Dios que, ante la pérdida del tejido social y la ola de violencia, nos devuelva la paz que necesitamos, para recobrar la dignidad propia de hijos suyos”, concluyó.

A partir de este lunes comenzará el novenario en la parroquia María Madre de Dios, con Misa y el rezo del Santo Rosario, a las 18:30 horas, para pedir por el eterno descanso de Mara y por el consuelo de sus padres y familiares.

 

 

 

Ad