Red Familia: “Despenalización del aborto,  una política pública fracasada” 

 

  • “La denominada ‘Interrupción Legal del Embarazo’, adoptada en la Ciudad de México, no ha hecho más que reducir la autonomía de la mujer a una sola alternativa: el aborto”.

Abimael Juárez

En el marco de los 10 años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México, este 4 de septiembre, Red Familia y el Centro de Estudios y Formación Integral para la Mujer (CEFIM) presentaron el libro  “Aborto: la Política de un Estado claudicante”, el cual pone en evidencia que la despenalización del aborto ha sido un fracaso como política pública.

La presentación del libro tuvo verificativo en el Club de Industriales de la zona de Polanco, y estuvieron presentes Marcelo Bartolini, Fernando Zúñiga y Cándido Pérez, investigadores y autores del libro, quienes explicaron a detalle cómo en estos diez años el porcentaje que representa el aborto como causa de mortalidad materna es mayor que el promedio nacional. “En la capital, el aborto representa el 10.7% de las muertes maternas, mientras que a nivel nacional representa 9.2%”, afirmó Bartolini.

Recordó que la reforma de 2007 con la que se despenalizó el aborto hasta las 12 semanas de gestación en la Ciudad de México, provocó una fuerte polarización y un rechazo político y social a nivel nacional. “Esta polarización –explicó– se vio reflejada luego de que, en dos años, 18 entidades reformaron su Constitución Política para proteger expresamente el derecho a la vida desde el momento de la concepción”.

Fernando Zúñiga, por su parte, expresó que la realidad pone en evidencia que con la despenalización del aborto no se terminó la clandestinidad, y que bajo este escenario, de acuerdo con cálculos realizados por investigaciones académicas, durante los últimos diez años se habrían realizado alrededor de 1.5 millones de abortos, no los 175 mil que las autoridades sanitarias de la Ciudad de México tienen registrados, pues no se están tomando en cuanta los que se practican en las clínicas privadas, que suelen ser muchos más.

“Tan sólo en el 2014 una clínica privada realizó 51 mil abortos en la capital. Esta problemática afecta a las familias, esposos, padres e hijos de las mujeres que decidieron abortar, ya que las consecuencias psicológicas son de efecto colateral, como depresión, tristeza, estrés y hasta el suicidio. La política pública denominada, ‘Interrupción Legal del Embarazo’, adoptada en la Ciudad de México, no ha hecho más que reducir la autonomía de la mujer a una sola alternativa: el aborto. Se tienen cifras de que en hospitales del gobierno capitalino más de 11 mil mujeres han abortado dos o más veces por falta de alternativas”.

En tanto, el investigador Cándido Pérez puntualizó que este dato demuestra que la reincidencia en la práctica del aborto no sólo es preocupante a nivel social, sino que aumentará ante la falta de opciones reales para atender, desde un enfoque integral, la salud y la vida de las mujeres y sus hijos; más aún porque se ignora cuántas mujeres abortan, bajo qué procedimientos, qué edades tienen, e incluso, cuántas mujeres han muerto durante el procedimiento, entre muchos otros datos que ayudarían a dimensionar la problemática.

Agregó: “Las autoridades desconocen en qué condiciones se realizan 9 de cada 10 abortos que se llevan a cabo en la Ciudad de México, ya que ninguna autoridad recopila información sobre los abortos realizados en al ámbito privado”.

Para finalizar, Mario Romo, director nacional de Red Familia, dijo que a diez años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México, Red Familia y el CEFIM confirman que la despenalización del aborto ha sido un fracaso como política pública, ya que no ha disminuido la mortalidad materna ni se ha erradicado la clandestinidad, y sólo ofrece una alternativa a la mujer: abortar.

Romo hizo un llamado tanto al gobierno federal como al local para que se respete la vida desde el momento de la concepción, y ofrecer más y mejores alternativas de solución a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad.

Ad