Recuerdan con una misa a fallecidos en el Colegio Rébsamen

  • La celebración se llevó a cabo en la Parroquia del Carmen y San José, ubicada a una cuadra de donde se encontraba el Colegio Rébsamen.

Abimael César Juárez

Con globos blancos y mariposas, los padres familiares y amigos de los niños fallecidos en el Colegio Enrique Rébsamen rindieron un homenaje a sus seres queridos a un año del sismo del 19 de septiembre.

En una Misa que se llevó a cabo en la Parroquia del Carmen y San José, ubicada en la colonia Prado Coapa, a una calle de donde se encontraba el Colegio, algunos de los asistentes acudieron vestidos de blanco y recordaron a las 26 personas fallecidas.

“No debemos perder la certeza, como dice el libro de la Sabiduría, de que la luz que sus vidas dejaron en nuestras vidas, la luz de su existencia seguirá siempre resplandeciente en medio de la oscuridad que puede representar para nosotros la muerte. La luz de cada una de las almas de estos pequeñitos resplandece en la oscuridad de esta incomprensión que tenemos, y esta luz nos invita a vivir en la caridad”, dijo en su homilía el sacerdote José Alfredo Reyes Santillán, a nombre del responsable de la parroquia, el P. Genaro Chávez Vázquez.

El padre expresó que esa celebración también fue para honrar a quienes perdieron la vida en el sismo y durante los días posteriores. “Si no le damos un sentido a estos acontecimientos que hemos vivido: como familia, comunidad, sociedad y país, y no somos capaces de trascenderlos, viviremos siempre con una insatisfacción y desesperanza total, por eso hay que fijarnos siempre en la Palabra de Dios, porque ella nos invita a buscar el trasfondo de estos acontecimientos”, expresó.

Al finalizar la ceremonia, el sacerdote pidió por el eterno descanso de familiares y amigos difuntos, de manera particular por los niños y maestros del Colegio Rébsamen. Posteriormente, los padres y madres de familia se reunieron a mitad del jardín y soltaron globos blancos con los nombres de las personas fallecidas.