¿Quién fue Conchita Armida?

Carlos Villa Roiz

Mons. Jorge Estrada, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, antes de realizar más de 80 confirmaciones en la Parroquia del Inmaculado Corazón de María, en la Colonia del Valle durante esta festividad, se congratuló por la noticia de que el Papa Francisco firmó el Decreto de Beatificación de la mexicana Concepción Armida, “una mujer comprometida con su fe, fundadora de las Obras de la Cruz, entre ellos, de la Congregación Misioneros del Espíritu Santo”.

“Es una noticia muy esperada, sobre todo por los Misioneros del Espíritu Santo y la gran familia de las Obras de la Cruz, a quienes extiendo una calurosa felicitación, y deseo que esto anime a cada uno de ellos en su ministerio y en su dedicación a la Iglesia. Sé que muchos laicos comprometidos encontrarán en ella un modelo de santidad. Yo estuve muy ligado a Alianza de Amor, y me da mucha alegría por todos ellos y por la Iglesia en general”, dijo.

Concepción Armida nació en San Luis Potosí en 1862 y fue bautizada el 10 de diciembre. Sus padres fueron Octaviano Cabrera y Clara Arias. Fue la séptima entre 12 hermanos. Recibió el sacramento de la confirmación el 5 de mayo de 1866.

Su vocación mística surgió desde temprana edad, y para 1870 ingresó al Colegio de las Hermanas de la Caridad; sin embargo, la familia asumió la responsabilidad de su educación, especialmente su tío Luis Cabrera, quien era Canónigo.

El 8 de diciembre de 1872 hizo la Primera Comunión. Era aficionada a la música, la poesía, el canto y el piano.

El 16 de enero de 1876, en un baile familiar, conoció a quien sería su esposo: Francisco Armida, con quien contrajo nupcias el 8 de noviembre de 1884, un mes antes de cumplir los 22 años de edad. Tuvieron 9 hijos en 17 años, siendo el primero de ellos Francisco, quien nació el 28 de septiembre de 1885. Sus otros hijos se llamaban: Carlos, Manuel, María Concepción, Ignacio, Pablo, Salvador, Guadalupe y Pedro.

En 1889, Conchita Armida asistió a un retiro espiritual bajo la dirección del Padre Antonio Plancarte, y comprendió que su misión era salvar almas, y su obra comenzó organizando los mismos ejercicios para 60 mujeres.

A lo largo de su vida tuvo por directores espirituales al padre Alberto Mir, SJ; Félix de Jesús Rougier; Maximino Ruiz, Obispo de Chiapas; Ramón Ibarra, Arzobispo de Puebla; Luis María Martínez, Arzobispo de México.

El Apostolado de la Cruz recibió su primera aprobación canóniga el 3 de mayo de 1895.

En 1895, la familia se trasladó a la Ciudad de México; vivieron en Coyoacán, y el 17 de septiembre de 1901 ella se quedó viuda. Luego murieron sus hijos Pedro, Pablo y Conchita; Manuel había ingresado con los jesuitas.

El 4 de febrero de 1903 conoció al padre Félix de Jesús Rougier, cofundador de los Misioneros del espíritu Santo.

El 13 de noviembre de 1913 fue recibida por el Papa Pío X, quien otorgó su permiso para que ella fundara la Congregación Sacerdotes de la Cruz con el nombre de Misioneros del Espíritu Santo.

El 3 de mayo de 1897 fundo la segunda de las Obras de la Cruz dedicado a las mujeres: las religiosas de la Cruz del sagrado Corazón de Jesús.

El 3 de noviembre de 1909 fundó la tercera de las Obras: la Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús. A estas le siguió la Fraternidad de Cristo Sacerdote.

Concepción Armida falleció el 3 de marzo de 1937, y el 15 de mayo de 1974 sus restos fueron trasladados a la Casa de los Misioneros del Espíritu Santo. Su proceso de beatificación dio inicio el 15 de febrero de 1974.