¿Qué hacer el Lunes, Martes y Miércoles santos?

DLF Redacción

Cuando se habla de Semana Santa por lo general se piensa en el Jueves, Viernes y Sábado santos, pero ésta también abarca el Lunes, Martes y Miércoles santos. Y es que para celebrar la fiesta más grande del cristianismo, debemos prepararnos muy bien.

Estos tres días nos dan la oportunidad de disponernos a vivir la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo con verdadera fe y recogimiento. ¿Qué podemos hacer? La respuesta es sencilla: alimentar el espíritu, pues así como nutrimos el cuerpo para tener fuerzas, también el espíritu necesita de alimento a fin de poder escuchar al Señor con mayor claridad. Para ello, te sugerimos llevar a cabo estos cuatro puntos fundamentales:

 

  1. Silencio interior

Si dos personas hablan al mismo tiempo es imposible que puedan entenderse. La Semana Santa es tiempo privilegiado para escuchar a Dios, y por ello, debemos encontrar en este período vacacional los momentos adecuados para guardar silencio y dejar que Él nos hable.

 

  1. Alimenta tu espíritu

Nutrir nuestro espíritu es fundamental para vivir una Semana Santa llena de abundantes frutos. Te sugerimos conseguir una buena lectura espiritual y darte espacios para escuchar música que enriquezca tu espíritu. En estos días es fundamental que te animes a reconocerte pecador ante Dios, y busques confesarte y acercarte al sacramento de la Eucaristía.

 

  1. Realiza obras de Caridad

Date a la tarea de asistir verdaderamente a algún hermano necesitado (de alimento, de escucha, de afecto, de vestido, etc.) y experimenta el gozo tan grande que hay en dar y darse a los demás.

 

  1. Participa en actividades parroquiales

Durante estos días nuestras parroquias organizan actividades para personas de todas las edades. Destacan las liturgias penitenciales. Participar en estas actividades te enriquecerá el espíritu, pero además te permitirá conocer a tus vecinos y sentir el gozo de saberte miembro vivo de la Iglesia.