¿Por qué visita Colombia el Papa Francisco?

  • Paulo VI abrió las puertas de los viajes pontificios a este país, al visitarlo en agosto de 1968, con motivo del XXXIX Congreso Eucarístico Internacional.

Carlos Villa Roiz

Este miércoles 6 de septiembre, el Papa Francisco estará en Colombia, donde permanecerá hasta el 11 del mes, para llevar mensajes de paz, reconciliación y esperanza. Este viaje pastoral, largamente esperado, tiene mucho que ver con el proceso de pacificación interna; de hecho, el Santo Padre ha formulado continuos mensajes sobre el tema, y la diplomacia de la Santa Sede se ha involucrado como un promotor de paz. Estos esfuerzos han dado fruto, y antes de que el Papa Francisco pise el suelo colombiano (16:30, tiempo de México), ya se hizo un anuncio lleno de optimismo: una tregua entre el gobierno y la guerrilla, cuya duración será de 102 días.

Colombia también tiene un significado especial en los viajes pontificios. El Papa Paulo VI abrió las puertas al visitar este país en agosto de 1968, con motivo del XXXIX Congreso Eucarístico Internacional, y de la II Conferencia Episcopal Latinoamericana. Luego, San Juan Pablo II estuvo en Colombia en 1986, donde visitó diez ciudades.

En los mensajes que dieron ambos pontífices hay coincidencias. El Papa Paulo VI habló de paz y de justicia, como también lo hizo el Papa Polaco, quien dijo: “La América Latina es amante de la paz. Sabe que este don supremo es condición indispensable para su progreso”. Estas palabras tienen sentido si se toma en cuenta que la historia de Colombia registra 15 guerras civiles del siglo XIX, más las del siglo XX; en todas ellas, el factor agrícola y la posesión de tierras fueron algunas de las principales causas.

Este problema se ha extendido hasta nuestros días, agudizándose en la década de los años sesenta. En las conversaciones recientes entre el gobierno y la guerrilla de las FARC, el primer punto de la agenda fue la posesión de la tierra, además de que la desigualdad social en Colombia es una de las más diferenciadas del mundo, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La población de Colombia es del orden de 49 millones de personas y su Producto Interno Bruto denota que es la cuarta economía más importante en América Latina, por lo que se le considera una economía emergente. Es una de las naciones más ricas del mundo en materia de biodiversidad, y cuenta con una riquísima historia que involucra al mundo indígena.

Algunas de sus principales ciudades son Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena de Indias, Soledad y Cúcuta. El 75 % de la población vive en zonas urbanas, porcentaje por encima de la media mundial, de acuerdo con estudios de la ONU.

En materia de religión, el 89 % de los ciudadanos son católicos, pero el 92.5 % se confiesan cristianos. La Constitución Política de 1991 establece la libertad religiosa, y un tipo de gobierno laico.