Pide el Card. Rivera tender la mano a los migrantes

  • A la Misa celebrada en la Catedral de México asistieron los embajadores de Ecuador, El Salvador, Filipinas, Haití, Honduras, Nicaragua y Paraguay, entre otros funcionarios internacionales.

Carlos Villa Roiz

Con motivo del Día del Migrante que cada año celebra la Iglesia, varios embajadores, cónsules y personal diplomático de distintos países asistieron a la Santa Misa en la Catedral Metropolitana de México, que presidió el cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado.

Durante la homilía, el Sr. Cardenal señaló: “Todos sabemos que a nuestros hermanos migrantes que se clasifican como turistas, no tan solamente debemos tratarlos con respeto, sino con agradecimiento y con bondad, porque nos hacen el favor de venir a visitarnos y así ayudan a nuestra patria; pero también a aquellos hermanos nuestros que salen de sus países, no precisamente como turistas, sino por necesidades económicas o políticas, siempre debemos tenderles la mano”.

Externó que, a nivel institucional, las autoridades son las responsables del tema de los migrantes; sin embargo, “cada ciudadano puede hacer algo por aquél que ha salido de su patria y viene aquí necesitado de ayuda, de comprensión y de consuelo. Nosotros hoy hacemos oración, pero también que en nosotros nazca un grande amor por aquéllos que son migrantes, porque, en definitiva, todos de alguna manera somos migrantes. Estamos de paso rumbo a la Patria Celestial.”

Por su parte, el excelentísimo embajador de Haití, el Sr. Guy Lamothe, dirigió unas palabras a la comunidad desde el altar: “En el siglo XXI veremos que ningún país puede transformarse sin una migración fuente, de diversidad cultural, vector de crecimiento económico y generador de factores para los países que aspiran a ser globales. Global en el sentido de que más personas, más naciones, más dirigentes, están interesados en la forma en que los migrantes pueden ayudar a transformar sus países de adopción y nativos. Eso es lo positivo.”

El diplomático destacó que al hablar de migración, hablamos de seres humanos que quieren vivir mejor en la búsqueda de nuevas oportunidades. “Tengo que hacer referencia a mi país y a México, la nueva tierra de adopción de muchos de mis connacionales”, dijo, al referir que en Tijuana hay unos 4 mil haitianos. En este sentido, demandó mayor comprensión por parte de las autoridades hacia ellos, aunque reconoció que tanto el Gobierno Federal como el local están haciendo todo lo posible para que se pueda dar de manera óptima su inserción en la sociedad.

Los diplomáticos que asistieron a la Catedral Metropolitana fueron los excelentísimos embajadores de Ecuador, El Salvador, Filipinas, Haití, Honduras, Nicaragua y Paraguay, así como los cónsules de Perú y Guatemala; el Jefe de la Cancillería de Argentina y el Consejero de la Embajada de España en México, con quienes el Card. Rivera se reunió, tanto en la Sacristía como en el Altar de los Reyes.