Participa el Card. Rivera en la inauguración del “nuevo” Zócalo de la CDMX

• La ceremonia fue presidida por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, el Dr. Miguel Ángel Mancera, y participaron también representantes del Gobierno Federal.

Abimael César Juárez

La mañana de este sábado 26 de agosto el Dr. Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, inauguró el “nuevo” Zócalo de la Ciudad de México, tras casi cuatro meses de permanecer cerrado para efecto de realizar las obras de remodelación.

En el acto estuvo presente el cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo de México, así como la secretaria de Cultura, María Cristina García Zepeda –en representación del presidente de la República– Enrique Peña Nieto; el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de Marina; el general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa, y Luis Raúl González Plascencia, Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, entre otras autoridades de la Ciudad de México y del Gobierno Federal, así como invitados especiales.

La remodelación de la Plaza de la Constitución implicó la ampliación de 10 por ciento de la superficie peatonal, para lograr que la plancha mida 22 mil metros cuadrados; también se cambió del piso, que contempla un relleno fluido que evitará hundimientos diferenciales; se colocó un sistema de drenaje para desalojar hasta 18 litros de agua por segundo y así evitar encharcamientos; una iluminación a nivel de piso y un sistema de anclaje de 56 puntos para las estructuras que se instalan cuando se realizan eventos multitudinarios, y así evitar perforaciones que dañen el suelo.

Esta remodelación incluyó también la renovación de los dos accesos a la estación Zócalo de la Línea 2 del Metro, donde se cambiaron escalones y barandales de acero inoxidable; se realizaron siete cruceros seguros con señalización peatonal y se colocaron guías táctiles y rampas en los alrededores de la explanada para que las personas con discapacidad puedan accesar con más facilidad. En total se invirtieron 150 millones de pesos.

En la zona donde se encontró el verdadero Zócalo, se colocó una placa para recordar el hallazgo del basamento del siglo XIX, a recomendación del Instituto Nacional de Antropología e Historia.