Organizaciones pro-familia del continente repudian imposición de la Corte Interamericana

  • En un acto simultaneo, fue entregado en las cancillerías de varios países un manifiesto que pide defender la soberanía nacional contra el ordenamiento de autenticar los llamados “matrimonios igualitarios”.
Vladimir Alcántara
Este martes 30 de enero, en un acto simultáneo diversas organizaciones de la sociedad civil en favor de la Vida y la Familia entregaron en las cancillerías de Estados Unidos, México, Argentina, Colombia, Perú, Paraguay, Ecuador y Brasil, el Manifiesto por la Soberanía de Estados Americanos, mismo que recibió el respaldo de miles de personas de todo el continente; en este documento, se denunció la extralimitación injerencista de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al pretender imponer el llamado “matrimonio igualitario” en todos los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos.
El texto recuerda a las autoridades de dicha Corte, con sede en Costa Rica, que el “matrimonio” entre personas de mismo sexo no ha sido considerado un derecho humano en ningún tratado internacional. El objetivo de entregarlo en las cancillerías de los países antes mencionados, es reclamar a sus respectivos gobiernos la defensa de su soberanía, luego que esta instancia internacional en su Opinión Consultiva 24/17, elaborada el 24 de noviembre y dada a conocer el pasado 9 de enero, demandara establecer la figura del “matrimonio igualitario” en la normatividad de todos los Estados parte.
“No vamos a permitir que siete jueces no elegidos por el pueblo pisoteen la soberanía, el concepto de familia y los valores de todo un continente”, señaló al respecto Rodrigo Iván Cortés, Presidente del Frente Nacional por la Familia, una de las entidades promotoras del documento que fue entregado el martes en la Cancillería Mexicana”.
“El Manifiesto por la Soberanía de los Estados Americanos, que recogió más de 60 mil firmas de apoyo a través de una campaña echada a andar por la organización CitizenGo, censura que la CIDH se haya saltado el procedimiento interno, imponiendo su opinión como vinculante cuando no lo es”, agregó Rodrigo Iván Cortés, quien también criticó que el órgano internacional pretenda imponer su opinión como una decisión vinculante para el resto de Estados, ya que es algo que no está contemplado en los procedimientos internos.
Pero ante todo, el Presidente del Frente Nacional por la Familia criticó que la CIDH haya optado por reinterpretar la Convención Americana de Derechos Humanos, en lugar de interpretarla correctamente y velar por su cumplimiento, como es su obligación; es decir, se trata de “una extralimitación de mandato gravísima”.
El manifiesto recuerda que el Art. 17.2 de la Convención Americana de Derechos Humanos es muy claro al consagrar el derecho al matrimonio entre un hombre y una mujer. Al respecto, Rodrigo Iván Cortés señaló que “como dice el voto disidente de la CIDH, si los redactores de la Convención hubieran querido decir personas en lugar de hombre y mujer, lo hubieron dicho, pero no lo hicieron”.
Por todas estas razones, las organizaciones firmantes decidieron ir a las cancillerías de los Estados antes mencionados para exigir que desoigan la controvertida opinión consultiva 24/17, y manifiesten ante la OEA su rechazo por esa pretensión de imposición ideológica, que viola la soberanía de dichos países.
Ad