Obispos de México convocan a colecta especial para ayudar a damnificados

  • “La prioridad sigue siendo el rescate de las personas atrapadas”, recuerdan.

 

Vida Nueva Digital

A más de 30 horas del último sismo, la prioridad sigue siendo el rescate de las personas atrapadas debajo de los escombros. Así lo han recordado los obispos mexicanos a través de un comunicado, en el que destacan el aprecio que el pueblo ha mostrado por la vida humana.

Tras reconocer “la belleza de la solidaridad y los lazos profundos de humanidad” que han quedado de manifiesto en estas últimas horas, por parte de muchos hombres y mujeres, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) considera que no hay duda que, cuando de un mal se saca la oportunidad para hacer un bien, “el corazón se renueva y agranda”.

 

Esperanza y caridad

Encabezados por el presidente de la CEM, el cardenal José Francisco Robles Ortega, los obispos vuelven a hacer un llamado a no perder la esperanza, pero también a ejercer la caridad.

Recuerdan que la Iglesia que peregrina en México continúa en oración y acción a favor de las víctimas de los sismos ocurridos tanto el 7 como el 19 de septiembre, así como por las inundaciones provocadas por huracanes, y que han afectado fuertemente gran parte del país, principalmente los estados de Morelos, Tlaxcala, Puebla, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Baja California Sur, Estado de México y la Ciudad de México.

 

Iglesia organizada

La CEM explica que el trabajo coordinado y vinculado de la Iglesia ha sido muy importante, y lo continúa haciendo con todo su empeño en dos formas: en primer lugar, en las diócesis afectadas, donde los obispos, sacerdotes y laicos se han organizado para atender la emergencia, disponiendo parroquias y seminarios como refugios y centros de acopio, así como movilizando otros recursos diocesanos para la atención prioritaria e integral de las personas, y posteriormente la rehabilitación de los recintos eclesiales.

Y en segundo lugar, en las diócesis restantes, a través de la solidaridad, impulsando a los fieles a apoyar de múltiples formas, “con la oración, haciendo colectas especiales en las parroquias, y canalizando todo a través de Cáritas Nacional”, organismo que está orientando de manera coordinada la distribución de ayuda proveniente de las diócesis a los damnificados en los lugares devastados.

 

Colecta especial

La Secretaría General de la CEM –explica el comunicado– ha instalado un centro de operaciones para atender la emergencia y coordinar la ayuda de las diferentes Cáritas del país, y haciendo los puentes con los diferentes organismos eclesiales, de la sociedad civil y gubernamentales.

“Por eso, frente a este escenario, invitamos a la solidaridad, a través de una colecta económica, que podamos promover en nuestras diócesis y comunidades. Sugerimos para tal efecto, el fin de semana del 23 y 24 de septiembre del presente”.

“Nos seguimos encomendando a Santa María de Guadalupe, a quien invocamos como refugio y auxilio de nuestro Pueblo, conscientes de que su Hijo jamás nos desampara”, concluye el texto.

 

Donativos económicos

CÁRITAS NACIONAL:

BBVA Bancomer

A nombre de: Cabritas Mexicana I. A. P

Número de cuenta: 0123456781.

CLABE INTERBANCARIA: 012 180 00123456781 5