Obispos aplauden disposición del Papa para que el palio se imponga en las diócesis

  • Los obispos de las diócesis vecinas expresaron su disposición para trabajar en conjunto, con miras a fortalecer la pastoral del Valle de México.

Por Carlos Villa Roiz

Este domingo el nuncio apostólico Franco Coppola impuso el palio arzobispal al Card. Carlos Aguiar Retes, ornamento que lo distingue oficialmente como Arzobispo Primado de México. Anteriormente, el palio lo imponía en Roma el Papa Francisco, pero el Santo Padre ha querido que ahora la ceremonia se realice en la catedral de cada diócesis con la finalidad de que sacerdotes y fieles de esa Iglesia local participen de este significativo acto.

En entrevista, varios obispos del país que estuvieron presentes en la ceremonia aplaudieron esta decisión pontificia. Fue el caso de Mons. Francisco González Ramos, primer obispo de la Diócesis de Izcalli, quien tras señalar que “la celebración fue hermosa, aseguró que para él fue muy importante que se hiciera en la Catedral Metropolitana, frente a la comunidad de fieles, para que el Pueblo de Dios se dé cuenta de la comunión que existe en la Iglesia católica.”

Mons. Ramos también habló de un posible Plan Pastoral común que involucre a las diócesis vecinas: “Yo creo que sí es muy posible porque, además, en la Asamblea Episcopal estamos trabajando precisamente por un Plan Global. Claro, cada diócesis lo aterriza de acuerdo a sus proyectos y necesidades, pero creo que sí es posible un plan que nos unifique a todos. Se está trabajando y esperemos que se logre.”

Mons. Juan Manuel Mancilla, obispo de Texcoco, dijo “viví con alegría esta ceremonia porque veo que nuestro querido Arzobispo Primado es una persona sencilla, de comunión, y me dio mucho gusto ver a los dos cardenales juntos, a Don Carlos y a Don Norberto, en una sola mesa, como una sola familia. Ese signo es muy valioso para toda la Iglesia de México en cuando que Dios nos va a concediendo pastores fraternos, sensatos y cordiales. Un Plan Pastoral afín para todas las diócesis vecinas es una necesidad, es algo prudente y sería algo muy oportuno.”

Mons. Héctor Luis Morales Sánchez, Obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl, también manifestó su alegría por la ceremonia, y en cuanto al Plan Pastoral común, señaló que “habría que platicarlo con todos los obispos de la Provincia Eclesiástica.”

Mons. Jorge Bautista, Obispo Auxiliar de Tlalnepantla expresó su agradecimiento “con Dios por el ministerio del señor cardenal Carlos Aguiar en nuestra Arquidiócesis y por la encomienda que el Santo Padre le ha dado en la Arquidiócesis de México.”

Mons. Óscar Roberto Domínguez, Obispo de Ecatepec, dijo que “es muy importante que el Papa le haya entregado el palio al Card. Aguiar, pero la imposición se haya realizado de manos del Nuncio Apostólico en la Catedral de México. “Este momento marca la comunión; nuestra Iglesia es una, y vivimos en unidad. La relación entre la Diócesis de Ecatepec con la Arquidiócesis de México siempre ha sido muy estrecha y profunda, y seguiremos interactuando ahora entre la Arquidiócesis de Tlalnepantla y la de México. Llevamos las mismas líneas, métodos y formas, y eso nos ha unido a todos los obispos; esto ha sido muy enriquecedor para la Iglesia, y el pueblo lo percibe.”

Por su parte, el Dr. Mario Ángel Flores, Rector de la Universidad Pontificia de México, destacó que “fue muy importante la reunión; en primer lugar, quiero destacar la presencia del arzobispo emérito, don Norberto Rivera Carrera, que tuvo la gentileza de acompañarnos en este momento eclesial y de continuidad; por eso también la presencia del Nuncio y de los Cabildos, y de algunos de los sacerdotes que tenemos cargos especiales. Me parece significativo que el Papa haya querido que se viva la entrega del palio en el propio ambiente de la Arquidiócesis dando un realce al valor de la comunión.”