Los Obispos de EE.UU. convocan a un Día de Oración por los Cristianos Perseguidos

Vida Nueva Digital

 

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), dio a conocer que el próximo domingo 26 de noviembre se llevará a cabo un Día de Oración por los Cristianos Perseguidos, celebración que se prolongará durante una semana de reflexiones con la finalidad de hacer conciencia en la población sobre este problema.

El cardenal Daniel N. DiNardo, presidente de la USCCB, informó que esta iniciativa cuenta con la colaboración de los Caballeros de Colón, Catholic Relief Services, la Asociación Católica de Bienestar del Cercano Oriente y Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Durante su discurso anual a los obispos norteamericanos, el también arzobispo de Galveston-Houston, planteó: “En la solemnidad de Cristo Rey, pido que toda la iglesia en los Estados Unidos se reúna de manera especial para un día de oración por los cristianos perseguidos para expresar nuestra solidaridad con los que sufren”.

Explicó que con esta jornada también daría inicio una “semana de conciencia y educación” bajo el lema: “Solidaridad en el sufrimiento”, que concluirá el 3 de diciembre.

“El Día de Oración en la Solemnidad de Cristo Rey será un momento apropiado para reflexionar sobre la libertad religiosa y los cristianos en todo el mundo que están siendo perseguidos en números inauditos”, dijo.

DiNardo dejó en claro al Episcopado que “centrar la atención en la difícil situación de los cristianos y otras minorías, no es ignorar el sufrimiento de los demás. Más bien, al centrarnos en los miembros más vulnerables de la sociedad, fortalecemos todo el tejido de la sociedad para proteger los derechos de todos”.

La USCCB, para favorecer este Día de Oración y Semana de Conciencia ofrece una amplia gama de recursos que están disponibles para ayudar a las parroquias, escuelas y ministerios universitarios, entre ellos, notas de homilías, intercesiones, recomendación de agencias de ayuda, materiales educativos y videos.

Uno de esos recursos es el resumen ejecutivo de Perseguidos y olvidados. Informe sobre cristianos oprimidos por su fe 2015-2017. El informe se puso a disposición de todos los obispos durante la Asamblea Plenaria de noviembre, cortesía de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Sobre el Informe “Perseguidos y olvidados”
En el informe se refiere que de 2015 a 2017  los cristianos han sido víctimas del fundamentalismo, nacionalismo religioso y regímenes totalitarios.

Los países analizados fueron Irak, Siria, Egipto, Nigeria, India, Pakistán, China, Corea del Norte, Eritrea, Turquía, Arabia Saudí, Irán y Sudán.

“Entre el 2015 y 2017, los cristianos han sufrido crímenes contra la humanidad: algunos han sido ahorcados o crucificados, algunas mujeres violadas y secuestradas e incluso también han desaparecido para siempre”, añade.

Asimismo, destaca que en casi todos los países revisados, la situación de los cristianos ha decaído desde 2015 como resultado de la violencia y la opresión. “Esto es especialmente significativo dado el deterioro que ya se había producido en el período inmediatamente anterior al revisado en esta ocasión. La única excepción es Arabia Saudí, donde la situación ya era tan mala que apenas podía empeorar”, añade.

El reporte advierte que el número exacto de cristianos perseguidos por su fe sigue sin estar claro; no obstante, ha disminuido el número de muertes durante el período revisado hasta una cifra inferior a los 100,000, aunque que “la violencia contra los seguidores de Jesucristo sigue siendo grave”.

Refiere que en Iraq, el éxodo de los cristianos es tan grave que una de las Iglesias más antiguas del mundo está en camino de desaparecer en un plazo de tres años “a menos que haya un cambio drástico que mejore esta situación”.

Menciona que ese mismo éxodo está amenazando la supervivencia del cristianismo en partes de Siria incluyendo Alepo, que antes era el hogar de una de las comunidades cristianas más grandes de todo el Oriente Medio.

“Daesh (ISIS) y otros grupos militantes islámicos han cometido genocidio en Siria e Iraq. Los gobiernos de Occidente y de las Naciones Unidas no ofrecieron a los cristianos de países como Iraq y Siria la ayuda de emergencia que necesitaban a medida que se ponía en marcha el genocidio. Si las organizaciones cristianas y otras instituciones no hubieran llenado el vacío, la presencia cristiana ya habría desaparecido en Iraq y otras partes de Oriente Medio”, dijo.

Asimismo, refiere que O Boko Haram, filial de Daesh, ha llevado a cabo un genocidio de cristianos en el norte de Nigeria. “Los cristianos han sufrido un incremento de la violencia y la opresión como resultado de un aumento del nacionalismo religioso. En la India, por ejemplo, la persecución ha crecido considerablemente desde el ascenso al poder, en 2014, del partido nacionalista hindú de derechas Bharatiya Janata (BJP) dirigido por el primer ministro Narendra Modi”, añade.

Destaca que en China, donde el presidente ha calificado el cristianismo de “una infiltración extranjera”, la creciente hostilidad hacia las comunidades eclesiásticas, acusadas de resistirse al control gubernamental, ha tenido como consecuencia la eliminación de un número cada vez mayor de cruces de iglesias y la destrucción de edificios eclesiales. Incluso “algunas autoridades regionales han prohibido los árboles de Navidad y las tarjetas de felicitación navideñas”.

El informe señala que el país donde la situación es peor es Corea del Norte, “entre las atrocidades indescriptibles contra los cristianos se cuentan el dejarles morir de hambre y el aborto forzado, y llegan noticias sobre fieles a los que han colgado en cruces colocadas sobre hogueras y otros a los que ha aplastado con apisonadoras”.

El informe en su idioma original puede ser consultado en el siguiente enlace: ACN – Italia