La Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén otorgará ascensos e investiduras en la Catedral de México

  • Junto con la Orden de Malta, esta orden sobrevive desde tiempos de las cruzadas.

 

Carlos Villa Roiz

El Cardenal Edwin Frederick O’ Brien, Gran Maestre de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, presidirá en la Catedral Metropolitana de México una ceremonia el próximo sábado 2 de diciembre, a las 16:00 horas, en la que se realizarán asensos e investiduras de 18 personas. En esta ceremonia participarán el cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, quien también es Caballero Gran Cruz de esta histórica Orden, así como el cardenal Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y presidente del Episcopado Mexicano, quien será investido en grado de Gran Cruz.
Los orígenes de este Orden se encuentran en la Primera Cruzada convocada por el Papa Urbano II, de modo que cuando Jerusalén fue recuperada del asedio turco en 1099, quedaron ahí algunos monjes y caballeros para custodiar el Santo Sepulcro.
En 1692 se publicó en París un estatuto del rey Balduino I de Jerusalén emitido en 1103, que daba cuenta de la fundación de esta Orden Ecuestre. En 1871, el Patriarca Valerga incorporó damas a la Orden, y el Papa León XIII confirmó esta modalidad en el año de 1888.
Pero fue el Papa Pío X en 1907 quien estableció el estatuto moderno de la Orden y confirió a los Caballeros del Santo Sepulcro el privilegio de disponer de un lugar en la Capilla papal de la Basílica Vaticana.
Después de la II Guerra Mundial, la Orden quedó desorganizada tras la muerte del Patriarca de Jerusalén, por lo que en 1945 se trasladó la sede a Roma, y el Patriarca perdió la facultad de nombrar Caballeros y Damas, convirtiéndose en Prior sin funciones de dirección. Desde entonces, el Gran Maestre y Jefe Supremo de la Orden es un cardenal nombrado por el propio Papa.
El actual estatuto de la Orden fue aprobado por el Papa Paulo VI en 1977. La Orden del Santo Sepulcro y la de Malta son las únicas en el mundo que proceden del tiempo de las cruzadas.
El Dr. Gustavo Rincón Hernández, Caballero Gran Cruz de la Orden y Lugarteniente para México, entrevistado, explicó que después de 13 años habrá asensos e investiduras en la Arquidiócesis de México, luego de que se realizara una profunda reforma que tuvo lugar en noviembre de 2016.
“El trabajo de la Orden se concreta en apoyar las obras de la Iglesia en Tierra Santa, es decir, en Israel, Palestina y Jordania. Las obras e instalaciones cristianas son varias, entre ellas, la Universidad Católica de Jerusalén, a donde acuden no solamente cristianos, el seminario católico, hospitales, guarderías, escuelas a distintos niveles, y desde luego, el apoyo material para el mantenimiento de los santos lugares”.
Por su parte, el P. Ricardo Valenzuela Pérez, Canónigo de la Catedral Metropolitana y encargado de liturgia, quien también recibirá la distinción en grado de Caballero, entrevistado, explicó que este ritual de investiduras tendrá lugar antes de que se celebre la Santa Misa: “La Orden del Santo Sepulcro es muy antigua y heredera de una gran tradición, pero sobre todo, conlleva un gran compromiso, como es servir y mantener los lugares santos”, dijo.
Otras personas que recibirán estas distinciones son: Pbro. Salvador Carrera Pulido; Pbro. Jorge Reyes de la Riva; Mtro. Carlos Adrián Casas Ortega; Mtro. Hernán Rodrigo Handall Conde; Mtro. Guillermo Macías Graue; Psic. Daniel Eduardo Olguín Ramos; Diac. Antonio Ortega Prado; Sr. Mauricio Porras Jiménez; Lic. Samuel Sanabria López; Dr. Miguel Ángel Santillana Solana y el Sr. Jesús Yuren Guerrero.
De la Intendencia de Nueva Galicia: el Pbro. Javier Magdaleno Cueva; el Mtro. José Fernando Amezcua Enríquez; el Sr. Salvador Dávalos Padilla; Ing. Marcelo de Jesús Galas Bardales; Lic. Jorge Eduardo Medina Villanueva y el Sr. Franz Wilhelm Voss y Vargas.

Ad