La Iglesia evalúa los daños por el terremoto de 8.2 grados que sacudió el centro y sur de México

  • Las diócesis más afectadas fueron Tapachula, en Chiapas, y Tehuantepec, en Oaxaca.

Abimael Juárez

Tras el sismo de 8.2 grados en la escala de Richter, que la noche del pasado 7 de septiembre sacudió gran parte del país, principalmente la región centro y sur, Desde la fe platicó con los responsables de algunas Cáritas diocesanas en las Iglesias particulares más afectadas, con la finalidad de conocer las medidas que se tomarán para hacer frente a la emergencia.

En Chiapas
Norma Medina, directora de Cáritas San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, explicó que las afectaciones más graves se registraron en la Diócesis de Tapachula, también en ese estado, cerca de la costa donde tuvo lugar el epicentro.
Detalló que en Tapachula, como en la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez, los edificios y casas fueron los más afectados, entre ellos algunas iglesias antiguas.
Dijo que pese a que las réplicas no se han dejado de sentir, éstas no han provocado mayores daños, por lo que hasta el momento ninguna de las tres Cáritas diocesanas chiapanecas ha considerado emitir la alerta de emergencia.
El gobierno federal ha confirmado la muerte de 12 personas sólo en el estado de Chiapas, 61 en total sumando los de Oaxaca (45) y Tabasco (4).

En Oaxaca
Por la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, el padre canciller, Lorenzo Fanelli de Liddo, explicó que en la ciudad de Oaxaca los daños fueron principalmente en los templos, los cuales sufrieron cuarteaduras en sus estructuras, y aseguró que hasta el momento no tenía conocimiento de víctimas que lamentar en la arquidiócesis, no así en la Diócesis de Tehuantepec, donde la población de Juchitán, Oaxaca, ha sido severamente dañada, con 36 de los 45 muertos que se tienen registrados hasta el momento en todo ese estado.
Dijo que la Iglesia y las autoridades continúan evaluando los daños, aunque por lo pronto la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca ha abierto un centro de acopio de víveres, al igual que el DIF de esa entidad. No obstante, aún no se ha hecho ningún llamado a la sociedad a colaborar para enfrentar la emergencia, hasta no tener certeza de los daños causados por el temblor. Será en los próximos días cuando se defina si es hace o no el llamado.

Ad