La Iglesia en México se une en oración por el Papa Francisco

  • La Conferencia del Episcopado Mexicano pide a todos los obispos organizar horas santas para orar por el Vicario de Cristo en todas las diócesis del país.

Alejandro Feregrino

Ante los ataques y acusaciones de encubrimiento que el Papa Francisco ha recibido en las últimas semanas, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) hizo un llamado a todos los obispos del país a promover en sus diócesis la oración fraterna por el Pontífice.

Leer: Los intereses detrás de los ataques al Papa Francisco

En un comunicado, el cardenal de Guadalajara y presidente de la CEM, Francisco Robles Ortega, recordó que el pasado 5 de septiembre, los obispos enviaron una carta a Francisco en la que le manifestaron su “cercanía, fraternidad y oración en el Ministerio Petrino que Dios le ha confiado”.

“Los obispos mexicanos sabemos que la Iglesia y particularmente el ejercicio del ministerio episcopal no puede realizarse más que cum Petro et sub Petro (con Pedro y bajo Pedro)” agregó.

Asimismo, pidió a los obispos titulares de todas las diócesis promover la oración por el Papa en todas las Parroquias y comunidades.

“Como Iglesia no debemos olvidar la sana y santa praxis de orar por el Vicario de Cristo, como lo hizo la Iglesia primitiva cuando Pedro estaba en prisión, la comunidad oraba insistentemente por él a Dios”.

“Lo aliento y animo a realizar en su diócesis y comunidades parroquiales, una hora santa en la que convocado el Pueblo de Dios pueda rogarle al Señor Jesús que fortalezca y sostenga al Santo Padre en su servicio” puntualizó.

Comunicado completo

Eminencia/Excelencia:

Reciba cordiales saludos en el Señor Jesucristo autor y consumador de nuestra fe.

 El pasado 5 de septiembre del presente año, los obispos presentes reunidos en Monterrey, N. L. en la formación permanente en el refugio, dirigimos una carta al Santo Padre, el Papa Francisco manifestándole nuestra cercanía, fraternidad y oración en el Ministerio Petrino que Dios le ha confiado.

Como Iglesia no debemos olvidar la sana y santa praxis de orar por el Vicario de Cristo, como lo hizo la Iglesia primitiva cuando Pedro estaba en prisión, la comunidad oraba insistentemente por él a Dios (cfr. Hch 12,5); es por ello, que lo aliento y animo a realizar en su diócesis y comunidades parroquiales, una hora santa en la que convocado el Pueblo de Dios pueda rogarle al Señor Jesús que fortalezca y sostenga al Santo Padre en su servicio.

Los obispos mexicanos sabemos que la Iglesia y particularmente el ejercicio del ministerio episcopal no puede realizarse más que cum Petro et sub Petro, con este deseo nos unimos en oración fraterna por nuestro querido Papa y lo encomendamos a Santa María de Guadalupe, para que con su ternura lo proteja y acompañe

Francisco Card. Robles Ortega Arzobispo de Guadalajara Presidente de la CEM

Alfonso G. Miranda Guardiola Obispo Auxiliar de Monterrey Secretario General de la CEM