La Iglesia en México dedicará un año a los jóvenes

  • El objetivo es que este tiempo sirva de preparación para el Sínodo de la Juventud 2018 al que ha convocado el Papa Francisco.

 

DLF Redacción

El Santo Padre Francisco ha convocado para el 2018 al Sínodo de la Juventud, y la Iglesia en México se ha sumado a esta iniciativa reservando todo un año de preparación para este evento tan significativo.

Es por ello que este jueves 12 de octubre, Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, responsable de la Dimensión Episcopal de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes, anunció que el próximo domingo 22 de octubre dará inicio de manera oficial un Año de la Juventud en México, con una Misa en la Basílica de Guadalupe presidida por el nuncio Franco Coppola.

El anuncio lo dio a conocer el también obispo auxiliar de Monterrey en el penúltimo día de trabajos del XXIV Encuentro Nacional de Responsables de la la Pastoral de la Comunicación que se lleva a cabo en la arquidiócesis regiomontana.

Monseñor Pérez explicó que una vez realizada esta Eucaristía en el Tepeyac, el domingo siguiente se realizarán Misas en todas las diócesis para dar inicio formal al Año de la Juventud a lo largo y ancho del país.

Dijo también que esta iniciativa parte del interés de muchos jóvenes mexicanos que participaron a principios del año en una velada de oración con el Papa Francisco, quienes una vez en México, se sintieron motivados a prepararse seriamente rumbo al sínodo juvenil.

Recordó que la Iglesia tiene una gran necesidad de valorar a sus jóvenes, y por ello el Santo Padre ha pedido confiar en ellos para que sean verdaderos protagonistas del Evangelio.

Monseñor Pérez Talamantes informó que se tiene programada una serie de acciones específicas para realizar en este año, especialmente en los momentos fuertes del año litúrgico, y que entre los retos que se han planteado está el de vincular los esfuerzos de las pastorales juvenil, vocacional y familiar.

Consideró que el Año de la Juventud también debe ser una oportunidad para promover la participación ciudadana. “Empezaremos una campaña para motivar a quienes están en edad de votar a que tramiten su credencial de elector. Ya entrando el 2018, habrá un momento de reflexión sobre la responsabilidad social y el bien común”.

A pregunta expresa de los comunicadores católicos sobre el proceso electoral del próximo año, Mons. Pérez Talamantes dijo que de manera particular se motivará a los jóvenes a participar en este ejercicio democrático, pero desde la Doctrina Social de la Iglesia, “siempre desde nuestra posición como Iglesia católica, respetando la ley”, concluyó.