La Iglesia en Estados Unidos pide orar por las víctimas del tiroteo en Las Vegas

  • “Mi corazón y mis oraciones, así como las de mis hermanos obispos y todos los miembros de la Iglesia, son para las víctimas de esta tragedia”, dijo el cardenal DiNardo

Vida Nueva Digital

A través de un comunicado, el cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) expresó su “profundo pesar por el tiroteo mortal” en Las Vegas, que la noche de este domingo dejó un saldo de por lo menos 58 personas muertas y más de 500 heridos.

“Despertamos esta mañana y nos enteramos de otra noche llena de terror indescriptible, esta vez en la ciudad de Las Vegas, y por todos los relatos, el más mortífero tiroteo masivo en la historia moderna de Estados Unidos”, señaló.

El cardenal DiNardo afirmó que su “corazón y sus oraciones”, así como las de sus “hermanos obispos y todos los miembros de la Iglesia, son para las víctimas de esta tragedia y la ciudad de Las Vegas; en este momento necesitamos orar y cuidar a los que sufren. Es hacer el bien, porque la oscuridad, nunca vence a la luz”.

Finalmente dijo: “que el Señor de toda la mansedumbre rodee a todos los que sufren de este mal, y para los que han sido asesinados oramos, el descanso eterno les conceda el Señor, y brille sobre ellos una luz perpetua”.

Los hechos
Las primeras investigaciones de la policía norteamericana revelan que a las 22:00 horas de este domingo, un hombre de 64 años comenzó a disparar desde lo alto de un edificio de manera indiscriminada hacia quienes participaban en un festival al aire libre cerca de un casino de Las Vegas.

El presunto asesino, Stephen Paddock, se suicidó tras cometer el ataque, y hasta el momento se desconoce el móvil del ataque. Si bien el Estado Islámico se ha reivindicado la masacre, no ha ofrecido pruebas, por lo que el FBI asegura hasta el momento que el hombre habría actuado solo.