Jim Caviezel interpreta al evangelista Lucas en una superproducción sobre San Pablo y el perdón

 

Religión en Libertad

Interpretó a Cristo en La Pasión dirigida por Mel Gibson, puso voz a san Juan Pablo II en un documental y ahora Jim Caviezel interpretará a San Lucas, evangelista y autor de los Hechos de los Apóstoles, en una película centrada en la figura de San Pablo, del que fue discípulo.

El rodaje ya está en marcha del que se trata del primer gran largometraje en inglés centrado exclusivamente en el apóstol de los gentiles. Esta superproducción se está llevando en estos momentos en Malta y se están empezando a conocer los primeros detalles del filme producido por Affirm Films, la rama religiosa de Sony Pictures, y que ya ha realizado otras exitosas películas como Risen (Resucitado).

Será estrenada en 2018
Pablo, Apóstol de Cristo será previsiblemente estrenada en 2018 en las salas de cine de todo el mundo y con la garantía de estar siendo dirigida por Andrew Hyatt, autor también del guión, que ya rodó la película Full of Grace (Llena de gracia), centrada en la figura de la Virgen María.

Tal y como desvela la revista Variety, en cuanto al resto del reparto, además del católico y militante provida Caviezel como San Lucas, el papel protagonista de San Pablo será interpretado por James Faulkner, protagonista de varios episodios en Juego de Tronos y que interpretó al Papa Sixto en una serie en la BBC. En el pasado, interpretó pequeños papeles en películas bíblicas como en la Pedro y Pablo (1981), que fue protagonizada por Anthony Hopkins y en Ben Hur (2010).

Los últimos días de San Pablo
Otros de los actores que participan en esta producción ya han participado en papeles similares. Así, por ejemplo, Priscila es interpretada por Joanne Whalley, que hizo de Claudia, esposa de Pilato, en la exitosa serie de la Biblia y de la esposa de Noé en The Ark.

Por su parte, Aquila es interpretado por John Lynch, que hizo del arcángel Gabriel en La Natividad y de Nicodemo en Matar a Jesús.

Los productores han informado que en el filme “Pablo, que pasa de ser el más infame perseguidor de los cristianos, a apóstol influyente de Cristo, pasa sus últimos días esperando la ejecución del emperador Nerón en Roma. Pablo está vigilado por Mauricio, ambicioso prefecto de la prisión de Mamertina, que trata de entender cómo puede plantear una amenaza. A medida que se le acaban los días, Pablo trababa febrilmente desde la cárcel para predicar el Evangelio de Jesucristo y dar ánimo a sus discípulos para que se mantengan firmes en la fe ante una persecución en Roma como no se había visto jamás”.

“Su vida personifica el perdón”
De este modo, Rich Peluso, vicepresidente de Affirm Films, indicó que “junto a Jesús, nadie jugó un papel más central en el crecimiento de la iglesia primitiva que el apóstol Pablo”. Y añadió que este santo “escribió una vasta franja del Nuevo Testamento y viajó más de 10.000 kilómetros a pie para predicar el Evangelio de Jesucristo”.

Los responsables de la producción también han querido resaltar un aspecto importante de la película. “Su vida (la de Pablo) personifica el perdón, concepto que hoy parece casi imposible, pero desesperadamente necesario”, a gregan.

Auge de las producciones religiosas
Durante los últimos años se están multiplicando las producciones cinematográficas, algunas verdaderamente con muchos medios económicos, de temática bíblica y religiosa para un público que cada vez demanda más este tipo de contenido pues si no hubieran sido rentables no se habrían seguido rodando películas como esta de Pablo.

Caviezel, uno de los actores más conocidos de este reparto, vuelve por fin a representar un papel bíblico en el cine desde que interpretara a Cristo en La Pasión de 2004. Pero además, su nombre suena con mucha fuerza en el mundo de cine para repetir como Jesucristo en la secuela de la película que ya está preparando Mel Gibson.

Caviezel vuelve a interpretar a un personaje bíblico
Jim Caviezel tiene claras sus intenciones de cara a La Resurrección: “Quiero trabajar con Gibson de nuevo. Esta vez será una película sobre la resurrección. Si La Pasión de Cristo inspiró a tanta gente a hacer el bien, ¿por qué no lo intentamos de nuevo? Siento que hay un propósito en mi vida otra vez”.

Sobre su interpretación de Cristo, Caviezel confiesa que “fue el esfuerzo más difícil” que ha llevado a cabo puesto que “no hay nada más glorioso y al mismo tiempo más humillante” que este papel.  En su opinión, no hay “nada” que hubiera podido enseñarle de mejor forma la “humildad”.

El alto precio que pagó por su papel de Cristo
Como él mismo ha contado en varias ocasiones, interpretar a Cristo no le salió gratis, al igual que a Mel Gibson dirigir la película. “Interpretar ese papel con Mel destruyó mi carrera, pero no me arrepiento de haber aceptado. Es más, esa oportunidad reforzó mi fe”.

“Cada vez más gente en Holywood me cerraba las puertas, dejándome afuera. Así, poco a poco, me encontré al margen del cine. Estaba consciente de que esto habría podido suceder y no me arrepiento de la decisión que tomé. Como católico y como actor”, aseguraba durante una entrevista.

Ad