Informan al Card. Aguiar sobre la situación de los reclusorios en la CDMX

  • El total de internos ascienden a 27 mil 475 personas, distribuidos en 12 centros de reclusión, 10 varoniles y 2 femeniles.

 

Abimael César Juárez

 

Este Día de las Madres, durante su visita al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, el Arzobispo de México, Card. Carlos Aguiar Retes, se encontró con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, con quien dijo haber establecido ya una muy buena relación en favor de la ciudadanía.

Tras presidir una Misa para las internas de ese penal, la cual fue concelebrada por el Obispo Auxiliar de la VII Vicaría, Mons. Jesús Antonio Lerma Nolasco, el Arzobispo de México hizo un recorrido por las instalaciones del Centro de Desarrollo Infantil (CENDI) –donde se brinda atención a los hijos de las internas– y posteriormente se trasladó a un salón para recibir del Subsecretario del Sistema Penitenciario de la CDMX, Antonio Hazael Ruiz Ortega, información relevante sobre los reclusorios capitalinos.

Antonio Hazael Ruiz explicó que el total de la población en los reclusorios ascienden actualmente a 27 mil 475 personas privadas de su libertad, distribuidas en 12 centros de reclusión, 10 varoniles (dos de ellos de alta seguridad) y 2 femeniles.

“Somos –dijo– la entidad federativa con la mayor población penitenciaria; de ese número, mil 447 son mujeres  que se encuentran distribuidas en dos centros: mil 256 mujeres en Santa Martha Acatitla, y el resto en Tepepan, donde se atiende a las internas con padecimientos psiquiátricos o con VIH, ya que ahí se encuentra la Torre Médica.

Detalló que en el Cereso de Santa Martha Acatitla se cuenta con una clínica para prevenir las adicciones; además, las internas practican actividades deportivas y tienen actividades artísticas. “Aquí, dentro del penal, hay 63 niños, quienes podrán estar hasta los seis años. La nueva ley especifica que, a partir del próximo año, estarán sólo hasta los tres años. CENDI, donde los pequeños son atendidos, cuenta con pedagogas, psicólogas, enfermeras y nutriólogos”.

Agregó que el rango de edad de las internas oscila entre los 30 y los 39 años, y la escolaridad promedio es de secundaria, por lo que el Sistema Penitenciario cuenta con servicios de alfabetización y otros estudios impartidos por instituciones educativas como la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional.

Destacó el funcionario que la Arquidiócesis Primada de México, a través de la Pastoral Penitenciaria, tiene presencia en todos los reclusorios. Asimismo, señaló que las internas cuentan con celebraciones eucarísticas todos los domingos, así como momentos de oración, estudios bíblicos, catequesis básica, Escuela de Pastoral y clases de eclesiología, además de que se les imparten todos los sacramentos.

De acuerdo con el informe, en los centros penitenciarios capitalinos el 83.7 por ciento de la población es católica. “En cuanto al tipo de delito por varones, el 43 por ciento está procesado por robo, el 16 por ciento por homicidio y 11 por ciento por secuestro; el delito sexual ocupa el 9 por ciento, y la portación de armas el 4 por ciento. Quienes son más visitados son los hombres en los centros Norte y Sur; las mujeres son visitadas en su mayoría por mujeres, y con el tiempo son abandonadas”.

 

Algunas de las internas dieron su testimonio sobre su sentir por la visita del Card. Carlos Aguiar.


“Es lo que nos hace falta, visitas como la del Cardenal. Esperamos que nos den más acompañamiento, que nos den más esperanza, y que se nos absuelva de nuestros pecados, hayamos o no lo hayamos hecho”.
Erika


“Los tiempos de Dios son perfectos, el cardenal Aguiar lo ha dicho, y sé que así será. La esperanza a veces se pierde por la soledad y el abandono, pero la imagen de la autoridad de la Iglesia siempre es muy importante tenerla presente. Yo le hice un cofre y le escribí una pequeña historia de la Virgen María”.
Aida.


“Me da gusto su visita, y ojalá le abriera los ojos al Estado para que ya no haya más violencia, para que ya no haya más delitos; su visita nos da fortaleza para seguir aquí”. María.

 

Al finalizar el informe del Subsecretario del Sistema Penitenciario de la capital, le fueron entregados al cardenal Aguiar algunos obsequios elaborados por las reclusas, entre los que destacó un cofre con la imagen de la Virgen María, mismo que en uno de sus costados fue decorado con su escudo episcopal, que el Arzobispo tuvo a bien explicar entre los presentes.