Hay tres nuevos canónigos en los Venerables Cabildos Metropolitano y Guadalupano.

Carlos Villa Roiz

En la misa dominical de la Catedral Metropolitana, el Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado, leyó los nombramientos de dos nuevos canónigos que se integrarán al Venerable Cabildo Metropolitano: los padres Miguel Ángel Cruz Quiroz y Luis Manuel Pérez Raygoza, y el pasado 12 de Octubre, igualmente designó para el Cabildo de Guadalupe al Padre Juan de Dios Olvera.

El padre Miguel Ángel Cruz nació el 29 de septiembre de 1963 en Jalapa, Veracruz, y estudió en el Seminario Conciliar de México. Posteriormente realizó estudios en España sobre Pastoral Práctica.

Ha sido párroco en la Rectoría de Jesús Maestro, Nuestra Señora de Fátima, y en el santuario del Señor del Santo Sepulcro en Iztapalapa.

Entrevistado por Desde la Fe, el nuevo canónigo agradeció al Señor Cardenal Rivera Carrera por este nombramiento que “lo compromete para estar más próximo a la oración y ante la presencia de Dios y de igual modo, lo invita a estar más involucrado en todos los acontecimientos que ocurren en nuestra gran ciudad y en el trabajo pastoral del Sr. Cardenal, sobre todo en la propia Catedral”.

Luego señaló: “Necesito conocer más de cerca las necesidades de la Catedral y de los fieles que con frecuencia asisten a escuchar misa y a recibir los sacramentos; cuento con amplia experiencia en Religiosidad Popular y con ello pienso apoyar a las tareas del Cabildo. El Señor Cardenal quiere que tengamos un acercamiento más profundo con los fieles.”

Por su parte, el Padre Luis Manuel Pérez Raygoza, de 44 años de edad, señaló que este nombramiento representa para él “un motivo de alegría y una seria responsabilidad, pues implicará la participación en el cuidado espiritual de los fieles que acuden a la Catedral -Iglesia Madre de la Arquidiócesis Primada de México- y la colaboración con el Señor Arzobispo y el Venerable Cabildo en la oración por la comunidad diocesana”.

El Padre Luis Manuel Pérez Raygoza dijo que, por disposición y envío del Señor Arzobispo, al tiempo que se desempeñará como canónigo, continuará siendo Director Espiritual del Seminario Conciliar de México, institución que a lo largo de la historia ha estado estrechamente vinculada a la Catedral y ahora lo estará también con su incorporación al Cabildo.

Entrevistado sobre sus proyectos, señaló que una de sus primeras tareas será conocer la riquísima dinámica pastoral de la Catedral de México para sumarse a ella. Agregó que le motivan particularmente tres apostolados en los que el Cabildo de la Catedral se ha distinguido siempre: la administración del Sacramento de la Reconciliación, el acompañamiento espiritual a los fieles y el ministerio de la escucha.

El padre Pérez Raygoza también es el encargado de la Comisión para las Causas de los Santos de la Arquidiócesis de México, y forma parte de la Curia del Arzobispado, y piensa que desde el Cabildo Metropolitano será posible seguir difundiendo el conocimiento y aprecio de los santos mexicanos y en especial, aquellos cuyos Procesos y Causas se siguen en la propia Arquidiócesis.

El Sacerdote, entrevistado por Desde la Fe en la Sacristía de la Catedral, agradeció a Dios por esta nueva responsabilidad y al Señor Arzobispo Primado de México por la designación.

El sacerdote nació en la Ciudad de México el 21 de agosto de 1973; estudió teología en el Seminario Conciliar de México y posteriormente Teología Espiritual, en la Universidad Gregoriana, en Roma.

En cuanto al padre Juan de Dios Olvera Delgadillo, que se incorpora al Venerable Cabildo Guadalupano, nació en la Ciudad de México. Estudió en el seminario Conciliar y es sacerdote desde hace 31 años. En Roma realizó estudios de postgrado donde obtuvo la licenciatura y el doctorado en teología dogmática. Durante 17 años fue párroco en diversas parroquias de la Arquidiócesis Primada de México y también se desempeñó como Canciller de esta Arquidiócesis.

Entrevistado, dijo que “es una misión del Sr. Cardenal, que como guardián nato de la sagrada imagen de la Virgen de Guadalupe, nos ha encomendado de participar en la pastoral que se desarrolla en la Basílica en favor del pueblo de Dios que tanto ama a la Virgen y ella a nosotros, al grado de haberse quedado en México. Esa pastoral diaria, que se desarrolla día a día, de atender al peregrino, es una tarea que gustoso asumo. Como canónigos somos un colegio que atendemos esa cotidiana misión.”

Después del Jubileo de la Misericordia que tuvo lugar en el 2016, el Papa Francisco decidió que debería continuar este Ministerio, de modo que el Padre Juan de Dios Olvera también forma parte de este grupo sacerdotal que especialmente fue creado para promover el sacramento de la reconciliación y la misericordia di

Ad