Fallecen 2 obispos chinos que sufrieron años de trabajos forzosos bajo régimen comunista

ACI Prensa

La agencia vaticana Fides informó de la reciente muerte de dos obispos chinos que sufrieron años de trabajos forzosos bajo el régimen comunista.

El 13 de agosto falleció Mons. Silvestro Li Jiantang, Arzobispo Emérito de Taiyuan, en la provincia de Shanxi (China continental). Tenía casi 93 años de edad y ha fallecido donde estaba hospitalizado desde hacía tiempo debido a su frágil salud.

Mons. Li nació el 23 de diciembre de 1925 en la aldea de Dongergou, provincia de Shanxi. En 1939 ingresó en el seminario menor de San Antonio, en la diócesis de Yüci, en Shanxi.

Fue ordenado sacerdote el 16 de marzo de 1956. Fue párroco de Nanjiaowufuying. Durante 14 años, desde 1966 hasta 1980, se vio obligado a trabajos forzados debido a su fe.

Fue consagrado Arzobispo de Taiyuan el 18 de diciembre de 1994, realizó su ministerio episcopal con gran celo pastoral y fidelidad a la Sede Apostólica hasta el 4 de noviembre de 2013, cuando presentó su renuncia por haber llegado al límite de edad de 75 años.

Entre 1996 y 2008, Mons. Silvestro Li Jiantang formó parte del Consejo de Gobernadores del Seminario de Shanxi, del cual también fue Rector de 2000 a 2001. También fundó el Seminario Menor de Taiyuan y el Instituto Religioso Diocesano Nuestra Señora de los Siete Dolores.

El 17 de agosto, en la catedral de Taiyuan, se celebró una Misa en sufragio del prelado, posteriormente su cuerpo fue transportado a su pueblo natal de Dongergou para el último homenaje de los fieles y la celebración del funeral el 19 de agosto.

Luego fue enterrado en el cementerio diocesano, en la zona reservada a los sacerdotes.

La Arquidiócesis de Taiyuan, que fue misión de los Hermanos Menores Franciscanos italianos, tiene 25 parroquias, 69 sacerdotes diocesanos, 15 seminaristas, 3 comunidades de religiosas y unos 100 mil fieles

El 14 de agosto, a las 8.25 horas, a la edad de 86 años, falleció en la ciudad de Urumqi Mons. Paolo Xie Tingzhe, Obispo/Prefecto Apostólico de Xinjiang-Urumqi, en Xinjiang (China Continental).

El Prelado nació el 2 de enero de 1931 en la ciudad de Lanzhou, provincia de Gansu. Desde pequeño expresó su deseo de consagrarse a Dios. En 1945 entró en el seminario menor de Lanzhou y en 1950 fue admitido en el seminario mayor, donde permaneció hasta 1958 cuando fue cerrado por la llamada “revolución cultural”.

En 1961 fue detenido y confinado, hasta finales de 1979, en un campo de trabajos forzosos en Urumqi.

Poco después de su liberación, en febrero de 1980, cuando tenía 49 años, fue ordenado sacerdote por la diócesis de Fengxiang, en Shaanxi. Se dedicó, entre otras funciones, a formar a candidatos para el sacerdocio.

El 25 de noviembre de 1991 fue consagrado Obispo/Prefecto Apostólico de Xinjiang-Urumqi.

El Obispo siempre mostró su gran amor a Dios y a la Sede Apostólica, incluso en los largos años de confinamiento, resistiendo amenazas en medio de un territorio predominantemente musulmán.

La Misa de exequias por el fallecido Obispo se celebró el 16 de agosto, seguida por el entierro de sus cenizas en el cementerio de Dongshan.

La Prefectura Apostólica de Xinjiang-Urumqi, anteriormente misión de los Padres Verbitas, tiene 21 parroquias, 23 sacerdotes diocesanos, 2 comunidades religiosas, 1 casa de ancianos y unos 10 mil fieles.

 

Ad