Esta Semana Santa, decenas de estudiantes misionarán en la zona montañosa de Guerrero

  • Coordinados por la Comisión de Cultura, alumnos de la Anáhuac, Universidad Iberoamericana, Universidad Panamericana y la UNAM llevarán acabo una importante labor evangelizadora y de solidaridad.

 

 

Carlos Villa Roiz

El movimiento laical “Encuentros con México” anunció su programa de actividades para esta Semana Santa, que tendrá lugar en la comunidad de Cochoapa, en la zona de montaña del estado de Guerrero, entre el 23 de marzo y el 1 de abril, informó Rosario Ruiz, coordinadora de esta agrupación.

A esta comunidad guerrerense –sumamente marginada y distante– acuden grupos juveniles desde el 2015, en apoyo al trabajo pastoral y misionero de los religiosos Combonianos, aunque en la zona de montaña no hay templos ni sacerdotes, por lo que los laicos pueden desempeñar con su trabajo y ejemplo un importante papel evangélico y de solidaridad.

De momento se han inscrito unos 90 jóvenes estudiantes, provenientes principalmente de las universidades: Anáhuac, Iberoamericana, Panamericana y UNAM; y es que esta actividad viene siendo organizada por la Comisión de Cultura de la Arquidiócesis Primada de México en el campo académico. También hay personas que pertenecen a distintos movimientos, y que se han interesado en apoyar el proyecto.

El propósito de esta misión juvenil es procurar mejoras en la forma de vida de esta comunidad, así como procurar acercamientos para atraer a sus pobladores a la fe cristiana y a la práctica sacramental.

Entre las actividades que se llevarán al cabo están: visitas a distintas comunidades, acompañamiento y realización de las fiestas de la Semana Santa, catequesis, juegos con niños, proyecto de dignificación de capillas, noche de película, labores de escucha a la comunidad y otras dinámicas comunitarias.

La Semana Santa es una buena oportunidad para apoyar este tipo de iniciativas que van de la mano con los programas pastorales y sociales de la Iglesia, y que además permiten a los jóvenes involucrarse en distintas realidades del país.

El Papa Francisco ha hablado en varias ocasiones sobre la importancia de una Iglesia en salida, fuera de las sacristías y de los templos, misionando hacia las zonas marginadas y a las periferias, y también ha exhortado a los jóvenes a ser agentes activos en este tipo de misiones.