Esquila Misional, información mundial de primera mano

  • Además de esta revista, los Misioneros Combonianos cuentan con una publicación dirigida a niños, que ya tiene 53 años de vida, y una para adultos mayores, que ya ha cumplido once.

 

Vladimir Alcántara

Con el objetivo de informar y formar opinión sobre las realidades de África, hace unos 150 años san Daniel Comboni, fundador de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús, creó la revista Anales de la fe, que posteriormente adquiriría el nombre de Nigrizia. Al extenderse la labor de la congregación por otras partes del mundo, fueron apareciendo otras publicaciones en colaboración y diálogo con las culturas locales, como ocurrió en México en 1962 con la revista Esquila Misional, y posteriormente con Aguiluchos, dirigida a niños, misma que ya cuenta con 53 años de vida. Sobre estas interesantes publicaciones habla para Desde la fe el editor, P. Jorge García Castillo.

Señala que Esquila Misional, publicación que se imprime desde hace 65 años, empezó como una revista muy sencilla, enfocada principalmente a África, con el objetivo de ofrecer al público lector información veraz sobre el continente, en virtud de que comúnmente lo que se decía eran cosas sesgadas, que pintaban a los países africanos como pueblos bárbaros, atrasados, y dejaban de lado aspectos positivos, tanto culturales como religiosos; nada mencionaban sobre el trabajo de la gente, o la labor desarrollada por los misioneros. “Claro que también debemos hablar sobre las cosas negativas, porque también son realidades que debemos dar a conocer”.

El P. Jorge García explica que Esquila Misional fue abriendo paulatinamente la misión a Latinoamérica y países de Asia y África donde se asentó la congregación, y adquirió el nombre Esquila Misional, Revista Latinoamericana de Información y Animación Misionera, ya que la mayoría de los temas se empezaron a enfocar a esta parte del continente. “Desde sus inicios, la revista se ha venido sosteniendo con las aportaciones de los suscriptores y bienhechores, además de la venta de ejemplares sueltos en nuestras comunidades, o las adquisiciones que hacen grupos de amigos misioneros, que se llevan diez, quince o hasta cincuenta ejemplares para distribuir. En un tiempo intentamos meter publicidad, pero la publicidad te ata, y nosotros queremos seguir siendo una publicación libre”.

La gran riqueza de Esquila Misional –explica– es que manejamos información de primera mano, ya que la congregación cuenta con publicaciones en diversas partes del mundo, y tenemos una política de colaboración, bajo la cual hemos creado una especie de banco de datos de información y fotografías. “Sólo hay que hacer traducciones, pues algunos textos están en inglés, francés, italiano o portugués. La mayoría de los colaboradores pertenecen a Nigrizia, la revista italiana, ya que ahí tienen politólogos, especialistas en el islam, en ecología, en temas de geopolítica, economía y más. Asimismo, cuentan con una publicación para niños llamada Piccolo Missionario”.

Comenta que en África hay alrededor de 60 misioneros mexicanos, mismos que envían colaboraciones que se publican en un diario de misión, mandan también fotografías que se concentran en un banco de imágenes bastante grande. “Cada que vienen por aquí nos dejan mucho material, que sirve también para la retroalimentación”.

En cuanto a Aguiluchos, señala que cuenta con una mayor variedad de temas, sobre actividades, experimentos, conocimientos enciclopédicos de diversos países y cosas culturales; “desde luego, está más enfocada a temas que interesan a los niños, en los que trabaja un equipo de tres personas con amplia experiencia en la materia; para la cuestión artística, tenemos dibujantes y caricaturistas. En contraparte, desde hace 11 años imprimimos un boletín bimestral llamado Misioneros de la Tercera Edad, a manera de subsidio para las personas adultas mayores, a fin de que se unan a la misión desde su sufrimiento, dolor y limitaciones”.

Finalmente, el P. Jorge García Castillo dijo sentirse satisfecho con dicha labor, aunque mantiene el sueño de crecer como revista, y penetrar aún más al mundo de los niños y jóvenes con la publicación dirigida a ellos. “Invito a todos a unirse a esta gran familia de lectores y amigos, a abrir su corazón a nuevos horizontes, a conocer la realidad de otras personas, las necesidades de otros continentes, sus aspectos culturales, religiosos, sociales, políticos. Los invito a ser parte de esta gran cadena de amigos que quieren compartir el Evangelio”.

Para quien desee suscribirse, puede enviar un mensaje al correo electrónico: combomis@prodigy.net.mx o al Whatsapp 556215-7914.