En Nicaragua, “la Iglesia está codo a codo con los que sufren”

  • Con más de 51 mil seguidores en Twitter, Xiskya Valladares es conocida como ‘la monja tuitera’. La religiosa sigue de cerca lo que ocurre en su país natal, donde la Iglesia es centro de ataques al ser mediadora del conflicto social.

Aunque vive en Mallorca, España, desde hace años, el corazón de Xiskya Valladares sigue en Nicaragua y ha utilizado todos los medios a su alcance para denunciar la represión que sufren los ciudadanos nicaragüenses que exigen la renuncia del presidente Daniel Ortega.

La Iglesia en general tiene que apoyar a los católicos nicaragüenses en esta lucha por la justicia, la democracia y la paz. No solamente orando sino también denunciando lo que está pasando” afirmó en entrevista con Desde la Fe, la también cofundadora de la iniciativa iMisión -que busca la propagación del Evangelio a través de las redes sociales-.

En el conflicto en Nicaragua, en el que han fallecido más de 300 personas, los obispos juegan un rol esencial desde que aceptaron ser mediadores en la ahora suspendida mesa de diálogo entre gobierno y sociedad civil. Desde entonces, recuerda, miembros de la Iglesia salieron a las calles a defender a los manifestantes y abrieron las puertas de los templos a los heridos.

Aunque el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, acusa de ‘golpistas’ a los prelados, la hermana Valladares se muestra orgullosa de ellos: “Esa es la Iglesia que Jesús y el Papa Francisco han proclamado siempre. Una Iglesia cercana y misericordiosa, no con palabras sino con hechos, que está al lado, codo con codo con los que sufren, con los que son víctimas de injusticias”, expresa.

A la Iglesia católica en Nicaragua su postura le ha costado insultos y agresiones. Simpatizantes del gobierno de Ortega han pintado los muros de la Catedral Metropolitana de Managua y el 9 de julio, un grupo de orteguistas irrumpió en una Iglesia de la ciudad de Diriamba y atacó a obispos y periodistas, entre ellos al cardenal Leopoldo Brenes y al nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag.

La hermana Xiskya lamentó que el presidente Ortega mantenga un discurso “plagado de referencias a Dios” y a la paz. “Es fácil hablar, pero es más difícil vivir lo que se habla. En el caso de Ortega, él se declara católico, sin embargo, está atacando a la Iglesia Católica”.

Misionar en la red

Con 51 mil seguidores en Twitter y un crecimiento sostenido de mil cada semana, Valladares es una celebridad entre los católicos de esa red social. Reconoce que ya tiene asumido el mote de ‘monja tuitera’, aunque aún le parece divertido.

“A mí me gustan mucho unas palabras de Benedicto XVI, quien dice que un versículo de la Biblia, cabe en 140 caracteres. Ahora que Twitter acepta 280 podríamos tuitear todo el Evangelio”, bromea.