El Vaticano da reconocimiento a Florencia Infante, fundadora de la Cátedra de Arte Sacro en México

  • El reconocimiento tuvo lugar en el marco de los 20 años de esta cátedra, única avalada por el Consejo Pontificio de Cultura.
Este 15 de febrero concluye la trigésimo novena edición de la Cátedra de Arte Sacro de la Universidad de Monterrey, que, con el tema “La imagen en movimiento en el arte sacro”, dio inicio el pasado martes 13. En esta ocasión, para celebrar el XX Aniversario de su instauración en dicha casa de estudios, la cátedra –única en el mundo que cuenta con el aval del Vaticano–, fue impartida por Mons. Dario Edoardo Viganò, Prefecto de la Secretaría para la Comunicación del Vaticano, Ex director del Centro de Televisión de la Santa Sede, y profesor de Teología de la Comunicación en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, de acuerdo con lo explicó a Desde la fe Florencia Infante de Garza, fundadora y promotora de esta actividad cultural.
Florencia Infante –quien recibió un reconocimiento del Vaticano por sus veinte años de labor al frente de dicho proyecto académico–, señaló que el hecho de desarrollar actividades en torno al arte sacro ha dejado una resonancia que impulsa a profundizar en la materia. “Ha sido una experiencia muy rica en contenido espiritual. Y en esta ocasión, a nivel personal, el haber sido reconocida por el Vaticano, es una distinción que me emociona y me hace sentir arropada por Dios; un reconocimiento que definitivamente comparto con el gran equipo de trabajo, que ha colaborado de manera decidida, y con la Universidad de Monterrey”.
Florencia Infante expresó que para instaurar en esta casa de estudios la Cátedra de Arte Sacro, tuvo que sostener varias pláticas con el Card. Francesco Marchisano, quien en aquel tiempo era responsable de la Comisión Pontificia para los Bienes Culturales de la Santa Sede, a quien le planteó el proyecto como una actividad académica, cultural y evangelizadora, que se llevaría a cabo de manera periódica y con continuidad”.
“Gracias a esa gestión –dijo–, la Cátedra se hizo una realidad, y desde entonces se ha contado con la participación de 40 destacados ponentes del Vaticano; además, hemos podido tener una estructura óptima para la difusión de los bienes de la iglesia. El hecho de que tenga el aval pontificio otorgado por la Universidad Gregoriana de Roma, ha permitido que sea la misma Sede Pontificia, a través del Card. Gianfranco Ravasi, Presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, quien designe al proyecto a ponentes relacionados con el mundo académico, según el tema que se aborde”.
Dijo que en esta ocasión, en que la Cátedra se ha impartido en torno al cine, se designó a Mons. Dario Edoardo, quien es autor de numerosos estudios sobre la relación entre los medios y la Iglesia Católica, con énfasis en el cine. Por eso fue invitado a impartir las tres ponencias de la Cátedra: “Buscar a Dios en los rincones visibles. Cine sacro”, “El rostro de Jesús en el cine: historia, modelos narrativos, cuestiones intersemióticos”, y “El arte sacro en el cine, nuevos lenguajes e inéditas modalidades de narración en documentales del Centro de Producción Audiovisual de la Santa sede”.
Por su parte, Mons. Dario Edoardo señaló que el arte sensibiliza, solidariza y genera en el ser humano una proyección de valores trascendentes de la verdad, de la belleza y de la bondad. “Cuando están inmersos todos estos valores, hacen que el crecimiento de la fe, que esta intrínsecamente dentro de la persona, busque los caminos para encontrar el rostro de Dios. Cuando nos miramos a los ojos, o nos encontramos con el otro, es cuando encontramos el rostro de Dios”.
Expresó que, en esta cultura de lo digital, se puede construir lo que se quiera con creatividad; sin embargo, lo fundamental, lo que no debe perderse en el mundo de la tecnología, “es el concepto de la relación humana, de la relación de persona a persona, de estar cerca, de hablar y convivir con el otro, de mirarse a los ojos, de saber qué pasa y de poder caminar siempre juntos; esa es la actitud solidaria y evangélica más importante”.
Además de las conferencias impartidas por Dario Edoardo Viganò, durante la Cátedra se proyectó, de manera gratuita y abierta a todo el público, el video mapping “Notti d’Arte Sacra” (Noches de Arte Sacro).
Ad