El Rosario salvó la vida de mi hijo

Abimael Juárez

Cuando se reza el Santo Rosario una de las promesas es que nunca habrá un infortunio y así lo comprobó la señora Alicia Diaz, habitante de la Ciudad de México, quien asegura que su hijo se salvó de un accidente automovilístico debido a su costumbre de rezar el Rosario.

Detalla a Desde la fe, que cuando su hijo se volvió adolescente notó que le gustaba mucho la fiesta y bebía más de la cuenta. En su familia no faltaron los roces y las discusiones, cuestionaban si los hábitos del joven eran dañinos. Sus peores miedos se confirmaron cuando el hijo de Alicia sufrió un accidente por conducir en estado de ebriedad.

“El coche quedó completamente destrozado, fue declarado pérdida total y mi hijo salió sin lesión alguna”, ella recuerda que, aunque ya rezaba la oración, justo esa noche su esposo quiso acompañarla.

Leer: Rosario en mano, el entrenador de Croacia sigue haciendo historia: «Dios está a diario en mi vida»

Desde el accidente, su hijo cambió su comportamiento y su esposo se volvió un fiel creyente, a partir de ahí ambos rezan el Rosario todas las noches. “Las cosas con mi hijo cambiaron, aunque no de la noche a la mañana, pero le bajó al ritmo de la fiesta, incluso ya no bebe y es más maduro”, comentó durante la entrevista.