El Consejo de preparación del próximo Sínodo de los Obispos vuelve a reunirse en Roma

ACI Prensa

 

El Consejo Ordinario de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, presidida por el Papa Francisco, mantuvo su XIV reunión entre el 7 y el 8 de mayo en Roma para preparar la celebración del próximo Sínodo que, con el tema de Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, se celebrará en octubre de 2018.

Según señala un comunicado difundido por la Sala de Prensa del Vaticano, las sesiones de trabajo comenzaron con la intervención del Secretario General, el Cardenal Lorenzo Baldisseri, quien agradeció al Santo Padre por su presencia y expuso los pasos dados en el camino hacia la XV Asamblea General Ordinaria.

En concreto, el Cardenal Baldisseri habló de la preparación del proyecto del Instrumentu laboris, elaborado en colaboración con un grupo de expertos que ha recopilado material procedente de cinco fuentes.

Estas cinco fuentes son as respuestas al Cuestionario conclusivo del Documento Preparatorio por parte de los organismos interesados; las respuestas al Cuestionario online dirigido a los jóvenes; las actas del Seminario internacional sobre la situación de la juventud celebrado en septiembre de 2017; los comentarios libremente enviados por individuos y grupos; El Documento final de la Reunión pre-sinodal llevada a cabo del 19 al 24 de marzo de 2018.

En este sentido, el Cardenal destacó la entusiasta participación de jóvenes procedentes de diferentes partes del mundo, áreas eclesiales y extra-eclesiales.

Finalizada la intervención del Secretario General se presentó el proyecto del Instrumentu laboris, tema principal del encuentro.

El texto dio pie a un interesante intercambio de puntos de vista y a la exposición de sugerencias y propuestas que se han incluido en el documento para proporcionar a los padres sinodales un instrumento cada vez más adecuado para el debate. El texto enmendado fue aprobado por todos los participantes.

Por otro lado, los integrantes del Consejo Ordinario debatieron sobre algunos aspectos y criterios de la organización del Sínodo de los Obispos y de la próxima Asamblea General Ordinaria.

Finalmente, el Papa Francisco agradeció a los miembros del Consejo y a os participantes por sus aportaciones y por el espíritu de comunicación fraterna en que se desarrolló la reunión.