El Card. Rivera Carrera destaca  el trabajo sacerdotal del fallecido canónico Alberto Fernández

Carlos Villa Roiz

El Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado, recordó en la misa dominical con especial cariño al canónigo Alberto Fernández Valencia, quien falleció el pasado 2 de noviembre a los 74 años de edad, y cuyos restos mortales fueron colocados en el Altar Mayor.

El Cardenal Rivera Carrera destacó los servicios y bendiciones que recibió la Catedral de México con la entrega a su ministerio del Padre Alberto, y explicó que durante las misas dominicales que él preside a las 12:00 horas, poco se le veía con los demás integrantes del cabildo, porque él sacerdote estaba en el confesionario administrando el sacramento de la penitencia.

El Padre Alberto Fernández dedicó varios años de su vida a la atención de fieles en varias parroquias de la Arquidiócesis de México, y por esta razón, sus restos serán llevados a algunas de ellas a petición de los mismos fieles.

El lunes 6 serán llevados a la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en la Colonia Río Blanco; el martes 7 a San Jerónimo Lídice; el miércoles 8 a la Santísima Trinidad, en Villa Coapa; el jueves 9 a la del Sagrado Corazón de Jesús en la Colonia Estrella; el viernes 10 a la de Asunción de Nuestra Señora en la Colonia Merced Gómez; el sábado 11 a la de Santo Tomás Moro y San Juan Pablo II en la Colonia Florida. Todas estas misas tendrán lugar a las 19:00 horas.

Finalmente el domingo 12 de noviembre, será sepultado en las criptas de la Catedral Metropolitana de México, en la zona destinada a los Señores Canónigos.

Ad