Ecumenismo y solidaridad con México en la visita del Patriarca de los Armenios

Carlos Villa Roiz

En una ceremonia ecuménica que tuvo lugar en la Catedral Metropolitana de México, el Patriarca del pueblo armenio, Su Santidad Karekin II, quien estuvo acompañado del Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado, el Nuncio Apostólico Mons. Franco Coppola, varios líderes de la Iglesia Ortodoxa que tienen presencia en México y de otras Iglesias Orientales, se rezó por las víctimas de los sismos del pasado mes de septiembre en una abierta simpatía y afecto con nuestro país.

El Embajador de Armenia, Ará Aivazian, resaltó que el Patriarca Karekin II “tiene la misión especial de transmitir la empatía y la fraternidad de la nación armenia dispersa por el mundo a sus hermanas y hermanos mexicanos”, y dijo que “durante aquellos días todo el mundo estaba con México: “frente a los últimos fenómenos naturales, el pueblo entero de México respondió con manifestaciones de unidad y solidaridad sin precedentes. Admiramos profundamente los múltiples ejemplos de bondad, coraje y sacrificio de los que fuimos testigos. Su postura ejemplar, individual y colectiva, son testimonio de la fortaleza y voluntad inquebrantable de la sociedad mexicana.”

“En esta desgracia que atraviesa México es un imperativo para los líderes religiosos y políticos, y las sociedades enteras unirnos en armonía y adhesión incuestionable con los valores humanos y universales. Creo que es la mejor manera de hacer eterna la memoria de las víctimas de los sismos”, dijo.

Por su parte, el Cardenal Norberto Rivera carrera agradeció al Patriarca Karekín II el sentimiento de empatía que le motivó a viajar a México para solidarizarse con el pueblo en estos momentos difíciles, y señaló: “si bien ambos países se vieron profundamente heridos por estos sismos, también compartimos la fortaleza y el ánimo para superarlos, como mencioné en la Basílica de Guadalupe” y recordó que cuando ocurrió el terremoto de 1988 sacudió Armenia, también hubo jóvenes valerosos que respondieron ante la emergencia movidos por la solidaridad.

El Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, recordó que Armenia fue el primer país del mundo que se proclamó como cristiano, e hizo mención del histórico papel que la Iglesia ha tenido en la formación de la personalidad de este país y en sus valores.

Si bien la visita del Patriarca Karekin II duró unas cuantas horas, su breve visita a nuestro país dio inicio en la Basílica de Guadalupe, donde hizo una plegaria y fue recibido por el Rector del Santuario, Mons. Enrique Glennie, con quien recorrió, acompañado de su comitiva, lugares como la Capilla de Indios y el Templo Expiatorio a Cristo Rey.

La apretada agenda del Patriarca Karekin concluyó en el Museo Memoria y Tolerancia, donde uno de los salones está dedicado a la nación armenia que fue víctima de genocidio en 1915, que costó la vida a un millón y medio de personas.

Este evento ecuménico, además, fue una magnífica oportunidad de convivencia entre varios líderes religiosos de distintas Iglesias que tienen presencia en México.

Ad