Diócesis de Tampico se muestra misericordiosa  con la agresora de la Virgen de Guadalupe

  • La comunidad enardecida clama cárcel para la mujer que rompió con un mazo la imagen de la Morenita en la Catedral de Tampico; “está mal de su facultades mentales”, explica la Iglesia local.

 

Abimael César Juárez

“La situación es compleja porque se trata de una persona que no está bien de sus facultades mentales, y no tiene noción de lo que hizo”, aseguró el Vocero de la Diócesis de Tampico, el P. Enrique Olguín, ante la agresión que sufrió la imagen de la Virgen de Guadalupe en la iglesia catedral a mediados de la semana pasada.

Es por ello que el obispado, mediante una carta responsiva, ha brindado la opción a la familia de la agresora –quien dijo llamarse Claudia N– para que ésta no pise la cárcel, a cambio de que se le interne en un centro psiquiátrico y pueda recibir el tratamiento adecuado.

En entrevista para Desde la fe, el P. Olguín, explicó que debido a esto, la denuncia ya no se ratificó y no siguió su curso. “En un primer momento la familia no quería –dijo pero con los días ha tomado conciencia de la gravedad de la situación, y por lo mismo finalmente aceptó. Ambas partes llegamos a la conclusión de que esto es lo mejor para ella”.

El sacerdote reveló que, además de su condición mental, la mujer está atravesando por una situación de cambio de fe: “antes había sido católica, después Testigo de Jehová, y ha pasado por una serie de situaciones lamentables que hemos conocido a través de su familia”.

Añadió que, según versiones de los fieles y de algunos vecinos, se sabe que se trata de una persona violenta, pues también agredió una imagen de la Virgen colocada en una avenida y otra más en la zona de mercados. Con estos datos, los médicos consideraron que no está  bien de sus facultades mentales. “Todo esto pasa cuando la fe y el conocimiento de Dios no está bien cimentado; esto provoca distorsiones cerebrales como el  fanatismo”.

El sacerdote consideró que  no se trata de un tema satánico, “pues la persona desconoce lo que hace, no es dueña de sus actos”.

 

El desagravio

Con fines de desagravio, el P. Enrique Olguín explicó que la Diócesis de Tampico acordó iniciar, desde el pasado 28 de octubre, los 46 rosarios a la Virgen de Guadalupe, rumbo a su fiesta del 12 de diciembre, por lo que se colocó una copia de la imagen de la Morenita en el lugar donde se encontraba la obra dañada, y además habrá tres días de adoración al Santísimo Sacramento, que se ofrecerán también en desagravio por el lamentable acontecimiento que vivieron.

Finalmente, refiriéndose al hecho, el vocero de Tampico explicó que a pesar de la vigilancia que se tiene en el templo, y a la cantidad de fieles que había en el lugar, la acción los tomó por sorpresa, pues nunca se percataron de lo que estaba haciendo la mujer, a quien detuvieron de inmediato, “pero el daño ya estaba hecho”.

El vocero no descartó establecer mayores medidas de seguridad para salvaguardar la integridad física de las personas que acuden a la Catedral, así como el patrimonio artístico que encierra el recinto.

Añadió que la imagen dañada es una copia auténtica al óleo del Sagrado Ayate que se encuentra en la Basílica de Guadalupe, actualizada en 1931 con motivo del cuarto centenario de las Apariciones. “Tiene una antigüedad de 86 años, y eso le da un valor incalculable”.

Para finalizar, el P. Enrique Olguín explicó que están haciendo un análisis minucioso de la imagen dañada para saber a cuánto ascienden los daños, y para determinar a quién se le va a otorgar su restauración. Dijo que se ha pensado llevarla a Guadalajara, aunque también se han acercado algunos restauradores de otros estados, que incluso ya han trabajan con el INAH.

Ad