Con globos blancos dan el último adiós a niños del Rébsamen

• Durante la Misa, celebrada en la explanada de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San José, el sacerdote pidió al Señor también por los padres de las víctimas.

DLF Redacción

Este domingo 24 de septiembre, varios cientos de personas se dieron cita en la explanada de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen y San José, donde se llevó a cabo una Celebración Eucarística para dar el último adiós a los niños de la escuela Enrique Rébsamen que fallecieron al colapsarse una de las naves de este centro educativo.

Durante la Misa, presidida por Mons. Crispín Ojeda, se pidió el aplauso para los miles de héroes anónimos que apoyaron en las tareas de rescate, y al Señor por los padres de las víctimas. “En ocasiones, no entendemos las cosas, no comprendemos cómo se arrebata la vida de angelitos que apenas empiezan a vivir, por todo este dolor que están sufriendo las familias, te pedimos Señor”, dijo.

Posteriormente invitó a los asistentes a despedir a los niños con un gesto simbólico, en el que éstos soltaron al cielo globos blancos, algunos con los nombres de los niños que han partido a la Casa del Señor, y otros con emotivos mensajes de cariño hacia ellos.

En memoria de los niños, y como homenaje a todos los rescatistas, los padres de familia levantaron la mano con el puño cerrado en señal de silencio, imagen que le ha dado la vuelta al mundo. Después de un minuto, los brazos bajaron y comenzaron los aplausos.