“María ha venido a América de muchas formas, pero con un solo fin: darnos a Jesús”

  • Al celebrar una Misa en la Parroquia de Aparecida por el 300 Aniversario de la aparición de la Virgen en Brasil, el Arzobispo de México dijo que no hay en el continente un solo país que no tenga como patrona a la Virgen.

Vladimir Alcántara

Este 12 de octubre el Arzobispo Primado de México, Card. Norberto Rivera Carrera, acudió a la Parroquia de Nuestra Señora de Aparecida, en la colonia Jardín Balbuena, donde fue recibido por Mons. Antonio Ortega Franco, Obispo Auxiliar de la IV Vicaría, para presidir una Santa Eucaristía con motivo de la Fiesta Patronal de la parroquia y el 300 aniversario de la aparición de la Virgen en Brasil.

Durante la homilía, el Card. Rivera Carrera destacó la maravilla del evangelio de san Juan al presentarnos a esa Mujer vestida de sol, con la luna a sus pies y con estrellas; “pero es más maravilloso que esa Mujer está a punto de dar a luz”. Señaló que María se ha hecho presente en el continente americano de diversas maneras, pero con un solo fin: darnos a Jesús; así se presenta también en Aparecida (Brasil), donde unos pescadores la encuentran entre sus redes, y ahora es la patrona de Brasil.

Señaló que no hay un solo país de América que no tenga como patrona a esta Mujer que nos presenta san Juan. “Pero María no sólo vino a traernos a Jesús hace 2 mil años, sino que Ella misma se presenta continuamente en las distintas iglesias y con cada uno de nosotros, e intercede ante su Hijo por nosotros, para que Él se haga presente en nuestra vida y la llene de prodigios. ¿Quién puede vivir una vida cristiana si no tiene un auxilio especial? Y María simplemente nos dice: ‘hagan lo que Él les diga’, para que Jesús obre en nosotros”.

Finalmente, el Arzobispo de México habló sobre la situación que vive el país a causa de los recientes movimientos telúricos. En este sentido, dijo que son pocos los que no se han sentido sacudidos ante los sismos; “el corazón se nos ha ablandado para salir al encuentro del que nos necesita, quizás con una simple palabra de ánimo, para que aquél que ha perdido la esperanza, para que aquél que ha perdido sus bienes materiales, no se sienta abandonado; se cayeron muchas casas, muchos templos, y así también muchas personas se han caído y necesitan una mano amiga que, quizás con una simple palmada, les devuelva la esperanza. Nuestra Señora de Aparecida, que es patrona de Brasil, no sólo protege a las personas de ese gran país, sino que nos protege a todos”.

Al término de la Santa Misa, los fieles celebraron la visita del Card. Rivera Carrera con un fuerte aplauso, y entonaron “Las Mañanitas” para Nuestra Señora de Aparecida por su 300 Aniversario.

Cabe señalar que la Parroquia de Nuestra Señora de Brasil cuenta con impresonantes  vitrales que conforman una obra artística titulada “La historia de la fe en América Latina”, realizada por Fray Gabriel Chávez de la Mora, en la que el artista vincula la historia de la evangelización, el proceso de la fe y el compromiso misionero de los obispos en todo el continente americano. Cada vitral maneja tonalidades, colores y signos con la intención de que en conjunto hagan una sola pieza, y no luzcan independientes uno de otro, sino que proyecten una vista única, sinfónica, desde la Cruz redentora y la evangelización, hasta la Santísima Trinidad.