Brinda la Iglesia atención espiritual a padres de familia del Colegio Rébsamen

• Este sábado 23 y domingo 24 se celebrarán Misas especiales para toda la comunidad educativa del Colegio, en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San José.

 

Abimael César Juárez

La tarde de este jueves, el P. Genaro Chávez Vázquez, párroco en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San José, en la Colonia Prado Coapa, celebró una Misa en el Monumento a la Familia ubicado en el camellón de División del Norte, al cruce con Acoxpa, a unos cuantos metros del Colegio Enrique Rébsamen. En el sitio fueron colocadas decenas de coronas de flores en honor a los pequeños que quedaron bajo los escombros tras el sismo del pasado martes, y luego de la ceremonia se guardó un minuto de silencio y se soltaron globos blancos.
En entrevista para Desde la fe, el sacerdote aseguró que el proceso de acompañamiento espiritual a los padres de familia que perdieron a sus hijos va a ser prolongado y difícil, pues todos se encuentran muy afectados: “no han tenido la ayuda profesional necesaria, pues todo ha sido muy rápido; desde recuperar el cuerpo, identificarlo, e inmediatamente cremarlo o sepultarlo. No han tenido un verdadero duelo, e incluso, algunos de ellos han permanecido en la zona para apoyar a otros papás que aún tienen a sus hijos desaparecidos; no se saben si aún están ahí o fueron traslados a otro lugar o a un hospital”, dijo.
El padre Chávez refirió que providencialmente se encontraba con algunas madres de familia del colegio al momento del temblor, por lo que inmediatamente se trasladó con ellas al lugar, donde permaneció hasta las 20:00 horas, primero sacando escombros, después habilitando un espacio para recibir los cuerpos en la parte trasera del estacionamiento: “desde ese momento comenzamos a brindar la asistencia espiritual tanto a los fallecidos como a los papás. Posteriormente nos organizamos con los seminaristas del Conciliar de México para continuar con el apoyo, abrir un centro de acopio y distribuir alimentos”.
Aseguró que no existen palabras para hacer menos doloroso el sufrimiento que están pasando: “solamente existe el corazón de cada una de las personas que viven junto a ellos el dolor de la tragedia, que se han abierto a la solidaridad, al acompañamiento en todos los procesos, tanto de rescate como de recuperación de cuerpos, e incluso, hasta en la identificación de los pequeños. Esta es la respuesta que he podido darles ante su dolor y ante la pregunta de ‘por qué a ellos y por qué a sus hijos’”.
El P. Genaro Chávez pudo constatar el dolor, la impotencia y la consternación de los familiares. Explicó que fueron niños de segundo grado de primaria, en su mayoría, los que fallecieron en este lamentable percance: “se ha generado una gran solidaridad por parte de todas las familias del colegio en general; vemos cómo los padres de adolescentes, de quienes cursan la secundaria, se han unido estrechamente a los que perdieron a sus hijos”.

Unidad y fe
El sacerdote recordó que durante la Misa se vivió un gran ambiente de unidad, de esperanza y de fortaleza en la fe; algunos padres, en su dolor, tomaron la iniciativa de hacer la ofrenda floral y depositarla en ese monumento cercano a la tragedia. Los seminaristas del Conciliar de México, Casa Huipulco, se organizaron y ofrecieron a la comunidad escolar acompañarlos con una Eucaristía, a lo que accedieron. Dijo que en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen y San José se han realizado algunas de las Misas funerarias de los niños, cuyas cenizas, en algunos casos, han sido depositadas en los nichos del templo.
Finalmente, el sacerdote informó que el próximo sábado 23 de septiembre, a las 10:00 horas, los papás de los niños sobrevivientes participarán en una Misa para pedir por los niños fallecidos, y el domingo 24 de septiembre, a las 12:00 horas, habrá otra celebración eucarística especial por toda la comunidad educativa del Colegio Enrique Rébsamen, en la que también se pedirá por todos los niños y maestros muertos.
La iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San José está ubicada en Calzada de Guadalupe #230, Colonia Prado Coapa 2ª. Sección.

Ad