SIAME
SISTEMA INFORMATIVO
DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO
Información
El sacerdote le dijo a mis padres: "tengan un hijo más por si Dios lo quiere llamar"
Martes, 27 de junio de 2017, 10:00 horas

SIAME

“Antes de haberte formado yo en el vientre de tu madre, te conocía; antes que nacieses, te había consagrado yo profeta” (Jr 1, 5).

Estas palabras que el Señor dirigió al profeta Jeremías resonaron fuertemente en mí aquella vez que mis padres me platicaron algo que les había sucedido durante los preparativos para unirse en Matrimonio. Me contaron que en la entrevista prematrimonial, el sacerdote de la parroquia donde se casaron: San Miguel Arcángel (mi parroquia de origen), les preguntó que cuántos hijos pensaban tener. Ellos contestaron que sólo dos. Ante la respuesta, el cura les recomendó que mejor tuvieran tres, pues si el Señor decidía llamar a uno de sus hijos, al menos quedarían dos para hacerse compañía. Aquellas palabras tomaron sentido años más tarde, cuando uno de sus hijos les dijo que quería ser sacerdote. Ese hijo soy yo, Juan Adrián Vargas Martínez, seminarista de tercero de Filosofía. Soy un joven a quien el Señor quiso llamar desde muy temprano, y aunque como muchos me resistía–quizás a causa de mi corta edad–,,el Señor hizo de las suyas, y aquí estoy. 

Durante mi niñez, mis papás me educaron con mucho esfuerzo en la fe, pues a mí no me gustaba ir a Misa, y si me llevaban, hacía todo lo posible por salirme de la iglesia. Me ponía inquieto, hacía berrinches, fingía estar enfermo; cualquier cosa con tal de no estar en Misa, pues se me hacía muy aburrida. Y no hablemos de ir a la catequesis, ya que a ello me negaba rotundamente porque me daba miedo. ¿Por qué? No lo sé. Pero me asustaba muchísimo. 

Cuando cumplí nueve años, comenzaron a llevarme a Misa a la parroquia donde mis papás se habían casado. Aunque seguía sin gustarme, permanecía quieto (pero desesperado por dentro) y aguantaba hasta el final para que el padre me diera un dulce. Era entonces mi principal motivación. Fue en esas Misas donde vi por primera vez a unos niños que le ayudaban al padre a pasarle las cosas hacia el altar. Me llamó mucho la atención verlos con sus trajes rojos y blancos, y de pronto se me ocurrió decirle a mis papás que quería ayudarle al padre al igual que los otros niños. Aprovecharon entonces para llevarme a la catequesis, lo cual no me asustó; al contrario, me gustó, pues nos enseñaban la vida y obra de Jesús. Al tiempo que asistía a la catequesis, ayudaba también en la Misa como monaguillo. Esto me gustaba muchísimo, al grado que mis papás ya no tenían que despertarme, sino que era yo quien los despertaba los domingos para ir a la iglesia.

Estando en el grupo de monaguillos y habiendo aprendido sobre Jesús en la catequesis, me sentí llamado por Dios a algo más. Quería seguirle sirviendo en el altar incluso cuando fuera grande, y pensé ¿por qué no como sacerdote? Fue así que cuando tenía once años, dije por primera vez a mis papás que quería ser sacerdote. Ellos pensaron que era algo pasajero y “me dieron el avión”, pero años después se los dije en serio. Entonces entré al Seminario Menor a estudiar la preparatoria cuando tenía 15 años. Han pasado ya siete años y creo que el Señor me sigue llamando… y yo quiero seguirle respondiendo.
SIAME:
Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México
http://www.siame.mx/
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por SIAME (Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México), titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por SIAME son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.siame.mx. Se prohíbe cualquier uso para finalidades comerciales o de explotación patrimonial.
Lo más Leído
Enlaces
Otras Arquidiócesis y Diócesis
Multimedia
Publicidad
Redes Sociales