Anuncia la Basílica de Guadalupe intensa campaña de oración por México

  • Durante el rezo del Santo Rosario diferentes órdenes o congregaciones religiosas estarán acompañando las oraciones ante el Santísimo Sacramento.

Vida Nueva Digital

La Basílica de Guadalupe ha informado que durante este mes de octubre se llevará a cabo el rezo del Santo Rosario por las víctimas y damnificados de los sismos ocurridos los pasados días 7 y 19 de septiembre, y para poner en manos de la Virgen Morena la reconstrucción del país.

Tras señalar que son innumerables las personas que lo han perdido todo y que esperan del Pueblo de Dios una ayuda solidaria, el santuario mariano encomendó a la Virgen de Guadalupe no sólo a las personas que fallecidas o a las que se vieron damnificadas, sino a los miles de voluntarios y rescatistas, y a todos aquellos comprometidos en las labores de solidaridad, ayuda y reconstrucción, “quienes en medio de tanta pena y desolación han sembrado esperanza y confianza”.

A través de un comunicado emitido por la oficina de Relaciones Públicas, recordó que en este año que la Iglesia dedica a los jóvenes, se pedirá especialmente por ellos. “Agradecemos a Dios el gran testimonio de unidad y de ayuda que miles de jóvenes brindaron, revelando su gran capacidad de servicio a cientos de personas, víctimas de los terremotos. Gracias por su entrega, su esfuerzo y perseverancia para salvar vidas y consolar a los hermanos atribulados”.

Sobre el rezo del Santo Rosario, la Basílica de Guadalupe explica que éste se realizará todos los días, en punto de las 17:00 horas, y que diversas órdenes y congregaciones religiosas estarán acompañando las oraciones ante el Santísimo Sacramento.

“Convocamos a todo el pueblo a reconocer las manifestaciones de Dios presente aún en el dolor; a orar para mantenernos fuertes y solidarios hoy y siempre, y a unirse presencialmente o vía internet en esta oración a través la transmisión en vivo desde la página oficial del santuario: www.virgendeguadalupe.mx.”

Finalmente, pide a los mexicanos “confiar siempre en la victoria de Cristo Jesús, sobre el mal, el pecado y la muerte, y proclamar la Buena Nueva de la esperanza, la caridad y la paz, para que México renazca por la unidad y la solidaridad, a una nueva vida, bajo el amparo de la Reina de México y Emperatriz de América que nos alienta a la reconstrucción y salvación de nuestra Patria”.

Ad