Ángelus Dominical

P. Eduardo Lozano

HOY AMANECÍ CON ALGO DE flojera y sin ganas de pensar ni de escribir, así que abordaré un tema muy convencional, del que soy ignorante supino, y que seguramente sólo le ha de interesar a dos o tres de mis amables lectores: en efecto, hablaré del futbol… Y LO HAGO YA QUE TERMINÓ el último torneo mundial y cuando se han apaciguado los ánimos, lo hago sólo como para recoger las espigas que quedaron en el camino, y nada más para compartir algunos detalles que me llamaron la atención, así que no hay de qué preocuparse… A MÍ NO ME GUSTA ser perdedor (y no creo que haya alguien a quien sí le guste) y en estos días pasados participé en una apuesta donde no puse un centavo en juego, y gané: resulta conque dos interlocutores míos estaban que Inglaterra le ganaba a Croacia, que no, que los balcánicos derrotaban a los anglos, y yo los azucé (con todo respeto) hasta que pusieron en juego 100 pesitos c/u, y siendo Yomismito el depositario, ya que recibí los dineros les advertí que si en tiempos regulares quedaban empatados, el “ganón” sería Yomismito y así fue, pues el resultado en los 90 minutos fue de 1-1 … LOS 4 GRANDES PERDEDORES de Rusia 2018 sin duda fueron Alemania, Argentina, Brasil y España, y no sólo porque los hayan derrotado antes o después, sino porque se confiaron de ser potencias “futboleras”, porque se empalagaron con sus respectivos superhéroes, con sus gurús que se las saben de todas-todas, se abandonaron a sus ídolos exaltados, y terminaron quedando chatos: ni modo… ZIVJETI SNAZNO ZAUVIJEK (¡¡¿y eso qué es?!!), sospecho que algo así es la traducción al croata de la conocida porra “chiquiti-bum, a la bim-bom-bá”, y la escribo para que me entiendan los jugadores que en términos oficiales quedaron en segundo lugar, pero que en el corazón de muchos aficionados sencillamente merecían el primer sitio en el podio, pues no siendo potencia ni habiéndose esperado mucho de ellos, lograron la hazaña de llegar hasta el final… SI FRANCIA REALMENTE quiere ganar (y muchos otros europeos también), pues que aprenda de lo que ha sucedido en torno al balón: la gran mayoría de sus jugadores tienen origen africano, las porras de otros perdedores no fueron mínimamente respetuosas, y la afición de otras selecciones no brillaron por más limpias y honestas; en lo que se refiere a los galos, hay que insistir que París no merecía tener dos muertos como resultado de los festejos deportivos… LOS 4 GRANDES TRIUNFADORES –a mi muy corto entender- son Panamá (primera vez en el mundial), Japón (avanzó hasta cuartos de final), Perú (los expertos dirán el porqué) y por supuesto Croacia, gran revelación y finalista gracias a su trabajo en equipo, a su sacrificio personal (pues no cuenta con los figurones de otras selecciones), gracias –también- a la cercanía de su presidenta (factor de unidad) que vivió la final en medio de las gradas como una aficionada más, y sin duda gracias –TAMBÍEN- a una fe inquebrantable (factor de identidad) tanto de su entrenador como de cada jugador… VUELVO A DECIR que no me gusta el futbol ni los interminables comentarios sin fondo en los que se enfrascan comentaristas de todo tipo (los ignorantes, los profesionales y los ocasionales como yo), pero hoy he visto la competencia deportiva, y ahí descubro un espejo que refleja tanto a las naciones como a los políticos, ahí también se manifiesta lo que realmente necesitamos como mundo y civilización: más inclusión, mayor apertura a culturas ajenas, menos desprecio y autosuficiencia, más respeto y alegría, menos politiquería y más fraternidad, más deporte y menos espectáculo… MUCHOS DIMES Y DIRETES han corrido por medios de comunicación denigrando, calumniando y difamando a todo tipo de profesionales (médicos, profesores, sacerdotes, abogados, artistas, etc.), que resultaban perjudicados e indefensos ante periodistas sin escrúpulos o ante adversarios sañosos; esperando que la reciente publicación de la “Ley del derecho de réplica” sirva para atajar a quienes sólo buscan carroña mediática para lanzarla a los buitres mediáticos, pues también me pongo a decir: Zivjeti snazno zauvijek… DESDE MI GRADA de aficionado común y corriente –y en comunión con los pueblos pisoteados- desde aquí le lanzo una rechifla sonora a más no poder a todos -¡TODOS!- los dictadores presentes y pasados, en ciernes o en futuro absoluto; dictadores de aquí a mis alrededores (políticos o domésticos) o de las regiones más remotas (centroamericanas o asiáticas); dictadores de derecha, de izquierda, coaligados o independientes (¡qué estilos, Dios mío!); dictadores que se basan en poderes militares, mediáticos, religiosos, ideológicos, partidistas y hasta culinarios… Y DESDE AQUÍ LES INVITO –también a los que no son dictadores- a que sigamos privilegiando el diálogo y el intercambio de ideas, de proyectos e iniciativas; les invito a que no nos “montemos en nuestro macho” y ya, a que no nos esclavicemos a ideas fijas, preconcebidas o esCLEROtizadas, ni a esquemas de escritorio; desde aquí les invito a que evitemos toda manipulación y opresión, toda barbarie y autoexaltación… SIEMPRE SERÁ MEJOR buscar valores y principios, siempre ganaremos todos si fundamentamos lo que queremos promover, si hacemos brillar la bondad y belleza de planes y proyectos, de programas políticos o estrategias de evangelización; por lo pronto y en continuación con un tiempo de vacación que estoy disfrutando, y no habiendo por ahora más qué decir, pues ahí les va un ¡Zivjeti snazno zauvijek!…