Ángelus Dominical

P. Eduardo Lozano

DIFICULTADES EN LA VIDA hay muchas y variadas: unas originadas en causas naturales, otras son producto de nuestra negligencia, aquellas surgen como accidentes, y otras más (¿serán las más) son provocadas por el egoísmo, la avidez, el hambre de poder, el miedo, la intolerancia, ideologías deformantes, anticulturas invasoras, extremismos de todo tipo (político, religioso, racial, etc.)… HACE 100 AÑOS, con la Constitución política promulgada en 1917, en nuestra Patria se dio paso libre a una persecución religiosa que alcanzó momentos álgidos entre 1924 y 1936; por algunos historiadores aquellos hechos se califican como una de las más feroces persecuciones del siglo en todo el mundo y aunque los años han pasado, no dejan de aparecer situaciones hostiles hacia todo lo relacionado con la Iglesia Católica, particularmente… HAY QUE RECORDAR que aquellas leyes fueron modificadas apenas en 1992, así que antes de esa fecha los ministros de culto -y en general cualquier grupo religioso- sencillamente eran inexistentes para las leyes, y los gobiernos más bien toleraban y se hacían “de la vista gorda” ante una realidad que debía cambiar… FALTA MUCHO CAMINO por recorrer hacia la auténtica libertad religiosa y el respeto de cualquier grupo y/o asociación debidamente constituidos y que busquen el crecimiento y bienestar común; hay que subrayar que no pueden reclamar derechos las personas y grupos que delinquen o llevan caminos contrarios a la convivencia pacífica y constructora de una Patria mejor, eso ni dudarlo… ESTOS PENSAMIENTOS me surgen cuando leo y me entero de las situaciones que está viviendo y enfrentando el Papa Francisco, pues por un lado están los ataques y divisiones al interior de la misma Iglesia, y por otro lado las adversidades para seguir adelante con su labor evangelizadora en pueblos y naciones como Myanmar, que ahora ha recibido al Papa… ES UN TRIUNFO –sin duda- y un avance muy significativo (y no sólo para la Iglesia católica) el que recientemente se hayan establecido relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y dicha nación, donde se siguen viviendo situaciones de conflicto y persecución étnica y religiosa; beneficiados de la visita del Santo Padre serán muchos grupos y minorías que no la han tenido fácil, pues incluso se han visto obligados a emigrar para salvar la vida, la integridad y la identidad… EN MYANMAR VIVEN 51 millones de habitantes y los fieles católicos apenas son unos 600 mil (es decir, apenas el 0,01% de la población); no obstante, tienen una vitalidad y presencia que el Papa valora, y con su visita los confirma en la fe; viven el día a día en un ambiente difícil y no olvidan que su testimonio debe ser fermento para una sociedad mejor, para una patria que se supere y encuentre caminos de paz y convivencia… AHORA QUE ESCRIBO me acompaña un joven seminarista y comenta el contraste entre un ambiente adverso al Evangelio y una situación como la que tenemos en México, en donde los bautizados (siendo mayoría) deberíamos proyectar más todavía nuestra fe en las instituciones y estructuras sociales; conociendo la situación y respuesta de hermanos católicos en aquella región del mundo, los que aquí vivimos estamos invitados –y bien diríamos: obligados- a ser más coherentes y contundentes en las exigencias de nuestra fe… PODEMOS DECIR QUE el movimiento cristero tuvo éxito en cuanto que defendió su fe al extremo de exponer su vida y hasta ¡de tomar las armas! –eran otros tiempos-, y ahora a casi 100 años de aquella gesta nos corresponde defender y plantear exigencias y derechos civiles y políticos siempre en el respeto y en la promoción de una cultura de paz… EL PRÓXIMO AÑO tendremos elecciones a diversos puestos de gobierno, y no está bien para un bautizado quedarse al margen o en la crítica superficial, ni tampoco en la imagen plastificada de candidatos o en resultados de encuestas, menos en el celofán televisivo ni en la rutina que se justifica diciendo: “de todos modos es lo mismo”… DESDE AHORA PREPÁRATE e infórmate de valores y perfiles de candidatos y partidos, desde ahora involúcrate en programas y exigencias sociales, desde ahora dale peso a tu voto para que luego no des tu voto por unos pesos; desde ahora has oír tu voz como ciudadano y como bautizado, que si hay quien vota desde una pertenencia partidista, ¿por qué no podríamos votar desde una pertenencia religiosa?; desde ahora –y en la plegaria- toma tu responsabilidad cívica y prepárate para el 2018… DIFICULTADES HAY MUCHAS -decíamos al inicio- y también hay momentos y días para la fiesta y la convivencia, así que prepárate para vivir el Adviento -¡y la Navidad!-, con la corona, con la fiesta de Nuestra Morenita, con las posadas; por cierto, date por invitado a la posada de lectores de este semanario, que junto con exalumnos del Seminario y peregrinos de Noche Santa haremos el sábado 16 de diciembre, en la Calle de Victoria 133, en el centro de Tlalpan, justo en el Seminario Conciliar de México: ahí te esperamos…

Ad