Agradecen al Cardenal Rivera Carrera su entrega a la Arquidiócesis de México

  • El padre Francisco Espinosa, Dean de la Catedral Metropolitana de México, agradeció al Cardenal Norberto Rivera Carrera por los más de 22 años que sirvió como Arzobispo a la Arquidiócesis Primada:

 

Carlos Villa Roiz

“Quisiera expresar a nombre del Cabildo de los sacerdotes, empleados y colaboradores de esta Catedral, así como todos los feligreses en general, nuestra gratitud por sus 22 años de servicio arzobispal al frente de esta Iglesia que peregrina en México. su ministerio al frente de esta Arquidiócesis  estuvo  llena de grandes momentos, como las visitas de los papas San Juan Pablo II y Francisco; la restauración de esta Catedral antes llena de tubos; su elección al cardenalato y otros eventos tan memorables como los encuentros juveniles, las procesiones del Jueves de Corpus y muchos más. Sin embargo, tampoco estivo excepto de momentos difíciles y por lo demás dolorosos, como el pasado terremoto de septiembre, o la epidemia de influenza de hace algunos años en donde la Ciudad de México permaneció en estado de alerta sanitaria; los frecuentes ataques a su persona en esta misma Catedral, y a través de diversos medios de las irrupciones violentas que aquí y en otras partes ocurrieron. En todas ellas contó con la protección de santa María de Guadalupe de quien como Arzobispo de México, fue custodio fiel a ejemplo de San Juan Diego.  Señor Cardenal, no me alcanzaría ni las palabras ni el tiempo para mencionar lo mucho que estamos agradecidos  con Dios por haberlo elegido nuestro padre, pastor, guía y amigo, a través de estos años. La celebración de hoy no es una despedida, es la invitación de todos los que hoy nos acompañan aquí, y quienes nos siguen a través de los medios de comunicación a seguir apoyándolo en sus diversas responsabilidades como parte del Colegio Cardenalicio, y a través de nuestra oración, desde el  fondo de nuestro corazón, siempre estará Usted  Eminencia. Muchas gracias por su servicio al frente de esta Arquidiócesis que Nuestra Madre María de Guadalupe, lo guarde por muchos años. Gracias por ser parte de nuestra historia. Dios lo bendiga.”

El Cardenal Rivera Carrera, por su parte, habló de su empeño para que “esta Catedral sea un digno lugar de culto a Dios Nuestro Señor y para que esta Catedral, siga prestando los servicios impulsando la fe y la esperanza y promoviendo la caridad”, y de igual modo, agradeció a Dios “por todos los beneficios que nos ha concedido”.

Posteriormente, el Cardenal Norberto Rivera Carrera fue largamente ovacionado por los fieles.

Ad